Pasar al contenido principal

Cuál es mejor, ¿BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16?

BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16
Dos hierros con mucho carácter.

Mercedes sabe hacer las cosas muy bien cuando se lo toma en serio. Pero BMW también. Una rivalidad cuyo cénit es posible que haya estado en estos dos modelos. ¿Cuál es mejor? ¿BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16? Este es uno de los duelos que sobreviven desde que Dios era un adolescente, una guerra que nos hizo muy felices en numerosas carreras. Y todavía no se sabe la respuesta. Eso sí, a estas alturas ya se puede mirar este enfrentamiento con algo de retrospectiva para saber quién es el ganador.

¿BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16?

El Mercedes 190E 2.3 16 llegó primero. Los jefes dijeron que este modelo necesitaba algo de credibilidad en las carreras y en un principio lo que pensaron fue que se midiera al Escort de rally. Le pidió a Cosworth que le sacara más chicha a su 2.3 y este sacó 182 CV del motor, lo que parecía algo increíble. Pero descubrieron que el rally no era lo suyo y en 1983 apuntaron al 2.3 16 a las carreras de turismos. Y para demostrar su fiabilidad estuvieron rodando de manera ininterrumpida durante más de una semana entera (sí, las 24 horas del día) hasta completar más de 50.000 km. Quedó claro.

BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16 habitáculo

En 1984, la firma de Stuttgart decidió que en el GP de Nürburgrign se usarían estos 2.3 16 conducidos por una serie de pilotos de renombre. Una carrera que ganaría un tal Ayrton Senna. ¿Te suena? Todo muy chulo. Pero no fue hasta 1986 que el Mercedes 190E 2.3 16 hizo su debut en el Campeonato Alemán de Turismos, al que seguro que conoces como DTM. Fue en este momento en el que su principal competidor, el BMW M3 E30, estaba listo para salir a producción.

Después de haber sido exhibido en el Salón de Frankfurt como concept car en el año 1985, comenzó a venderse dos años después, en 1987. Tenía un cóctel parecido al del Merche. Esto es: un propulsor de cuatro cilindros asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades que enviaba la potencia al tren trasero. Además, contaba con una serie de homologaciones especiales enfocadas a mejorar el rendimiento. Tan solo el capó y las puertas eran igual que las del Serie 3 estándar. Un parabrisas más inclinado, arcos de seguridad, el alerón trasero... Iba con todo a por el Mercedes.

BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16 trasera

Una serie de carreras de ensueño

Lo que siguió, y a muchos les serviría para decidir si es mejor BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16 serían las carreras. A pesar de que el de Stuttgart le mojó la oreja al de Múnich en un par de ocasiones, no consiguió ser tan dominante como este. En términos de estadísticas, lo cierto es que el BMW se lo come. Ganó varias series de carreras europeas durante los años sucesivos. Tanto es así que obligó a Mercedes a sacar el 190E 2.5 16 Evo II para poder volver a triunfar en el DTM de 1992 con Klaus Ludwig a los mandos.

¿Y por qué pasaba esto? Bueno, el BMW era un coche más ligero y potente que el Mercedes, que había sido hecho para durar. Se trataba de un vehículo agresivo, algo que el de la estrella no consiguió hasta esta última evolución. Era más cómodo y se podía usar a diario. El M3 E30 no, aunque fuese derivado de una berlina familiar. Fue diseñado con un único objetivo: ser el más rápido. Y probablemente la fama de uno y de otro te hará pensar otra cosa, pero se vendieron unos 20.000 Mercedes 190E 2.3 16, por más o menos 18.000 BMW M3 E30.

BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.3 16 interior

En conclusión, BMW dominó la lucha por la competición. Más ligero, rápido y agresivo en la pista. Pero a día de hoy el Mercedes es un coche más exclusivo, y eso que se comercializaron más unidades. Tiene más... magia. Así que, ¿cuál es mejor? En términos objetivos, el BMW. Pero si hablamos de subjetividad... eso te lo dejamos a ti.

Buscador de coches

Y además