Pasar al contenido principal

Un español inventa unos faros inteligentes traseros que podrían multiplicar la seguridad de los coches

Un español inventa unos faros inteligentes traseros que podrían multiplicar la seguridad de los coches

Te cotamos cómo un joven español de sólo 27 años ha inventado en su propia casa unos faros traseros inteligentes que podrían multiplicar la seguridad de los coches

En Auto Bild siempre te contamos las novedades de la industria automotriz: conducción autónoma, faros láser, control de velocidad adaptativo, detección de peatones... Todo lo que sean avances en materia de seguridad son bienvenidos, incluso aunque resten algo de la emoción de conducir que a todos nos apasiona.

En este caso, te vamos a hablar de un nuevo invento: unos faros inteligentes traseros que podrían multiplicar la seguridad de los coches. Y lo bueno es que no es una gran marca la que los ha patentado, sino una sola persona y para más orgullo, un español. Más concretamente se trata de un ¿ingeniero? No, en absoluto, un vigilante de seguridad que en estos momentos está opositando, a la par que dando rienda suelta a sus ansias de creatividad.

Un español inventa unos faros inteligentes traseros que podrían multiplicar la seguridad de los coches
Las luces de marcha atrás de este inventor indican el sentido del giro al aparcar: una queda fija y la otra se mueve.

Realmente lo de los faros traseros inteligentes no es 100% nuevo, porque ya hay marcas como BMW que disponen de luz de freno dinámica, que "muestra a los conductores de los vehículos que circulan detrás con qué fuerza se está frenando y les permite reaccionar a tiempo. Así se reduce drásticamente el riesgo de colisión por alcance". 

Pero Juan Pedro navarro, que es como se llama este joven inventor de sólo 27 años y que es natural de Galera, un pueblo al norte de Granada, no sólo pretende avisar a los vehículos que van detrás de la intensidad con la que se está accionando el freno para así evitar un accidente. Además, los faros que está desarrollando cuentan con unas luces de marcha atrás inteligentes que indican a conductores y peatones, en caso de dicha maniobra, cuál es la dirección del vehículo, quedando una fija y otra en movimiento.

Cómo él mismo nos cuenta: "la idea era diseñar un faro  que llamara más la atención del conductor de atrás y avisar de la fuerza de frenado para poner en situación al conductor desde el primer segundo".

Un español inventa unos faros inteligentes traseros que podrían multiplicar la seguridad de los coches
Así se iluminan estos faros inteligentes en una frenada media

Todo empezó a gestarse en junio de 2020 y poco después logró patentar este invento de faros traseros inteligentes. La idea surgió tras poder vivir el peligro en primera persona. Así nos lo cuenta: "Era de noche, iba con mi coche y el vehículo que iba delante de mí frenó debido al cruce de un animal. Al no poder percibir la intensidad con la que había pisado el freno y no contar con apenas tiempo para reaccionar tuve que dar un volantazo para no colisionar contra él, quedándome muy cerca de haber impactado con el mismo. En mi opinión, son sustos que se pueden evitar si desde el primer momento supiéramos la fuerza de frenado a la que nos enfrentamos".

Lo cierto es que uno de cada cuatro accidentes se produce por alcance. Así que "eliminar este dato es el principal objetivo" de este invento. Él mismo es muy explícito al contar cómo se le ocurrió todo: "Hoy en día veo coches que parecen naves espaciales por detrás y que han evolucionado muchísimo en el diseño, pero creo que se han centrado más en hacerlo atractivo que en diseñar ese sistema más seguro". 

Y lo mejor de todo es que ha desarrollado este invento en su propia casa. "En mis ratos libres", nos cuenta sin darse importancia. Y él solo, sin ayuda de nadie: "De momento me estoy dedicando a este proyecto yo solo, de manera personal. Aunque siempre puedo contar con el gran apoyo de mi familia y amigos", reconoce humildemente.

¿Qué beneficios supondría implantar estos faros inteligentes en coches de serie?

  • Hacer la comunicación entre vehículos y conductor más completa y más segura para evitar un accidente 
  • Poner al conductor en situación desde el primer segundo para que este no ocurra. 
  • Captar la atención del que llega detrás cuando se encienda la luz de freno y automáticamente este va a esperar la intensidad, eliminando esos segundos de reacción que son vitales. 
  • Con el tiempo, el conductor, al saber la intensidad de frenado que está usando el vehículo que está delante, el que va detrás usaría la misma intensidad al instante, manteniendo la misma distancia de seguridad.
  • Mejoraría aún más la estética del coche.

Pero Juan Pedro es claro: "el beneficio más importante es que todo el mundo pueda llegar a su casa". 

Interesados por el proyecto le preguntamos a su inventor si es algo sólo aplicable a un coche si ya viene instalado de fábrica o si quizás se podría montar a posteriori con el debido proceso de homologación. Según él es aplicable tanto a uno como a otro. Aunque reconoce que "montarlos a posteriori sería más complicado, dependiendo de las características y de una serie de factores que tengan tanto el faro como el vehículo".

Sacar maximo partido faros coche

¿Cómo funcionan estos faros traseros inteligentes?

Aportan una innovación dentro de su campo de aplicación en el estado de la técnica actual.

Los faros inteligentes traseros disponen de medios de control capaces de evaluar la intensidad de la frenada que da el conductor, para, en función de esa intensidad de frenada, hacer que las luces de freno traseras se iluminen en más cantidad (de menos a más) y  con mayor intensidad con el fin de comunicarlo al conductor que va detrás, para minimizar la posibilidad de accidente por alcance.

Están formados por un sensor de intensidad de frenada que detecta el grado de frenada que se está realizando, por un dispositivo de modulación y control que convierte la señal de frenada en señal eléctrica para alimentar a las luces de freno de los faros traseros y, también, por conexionados electromecánicos que conectan todos los componentes entre sí y con el control del vehículo.

No te pierdas: Claves para sacar el máximo partido a las luces del coche

Siempre se encenderá una luz guía, ya sea la central, la de los extremos o ambas, que nos comunica que se está accionando el freno como hasta ahora y que, en caso de condiciones meteorológicas extremas o de poca visibilidad, se comunique la acción del frenado.

Ante una frenada de emergencia extrema, el sistema activará al máximo la iluminación e intensidad de las luces de freno y también se activarán simultáneamente los dos intermitentes traseros. 

Además, estos faros inteligentes, como ya hemos adelantado, cuentan con una luz de marcha atrás inteligente que comunica a usuarios o vehículos cuál es el sentido de la maniobra, indicando la dirección de este una luz blanca en movimiento y la otra fija. Y para que esto funcione están dotados de un sensor en la dirección que detecta hacia dónde se está moviendo la dirección del vehículo, por un dispositivo de modulación y control que convierte la señal del movimiento de la dirección en señal eléctrica para alimentar las luces de marcha atrás de los faros traseros.

"Nunca me imaginé llegar hasta donde estoy hoy. Lo que parecía una tontería, se ha convertido en un sueño por cumplir. Hay muchos meses de trabajo detrás. La verdad es que estoy muy contento con los resultados  y con muchas ganas de seguir hacia adelante".

La parte bonita de esta historia es que Juan Pedro no sólo ha tenido la idea y la ha sabido plasmar, sino que tiene varias empresas interesadas en la comercialización de su invención. Hay que apoyar iniciativas así y no podemos más que hacer de altavoz y desearle a él y a su invento un próspero y próximo futuro de éxito.

  

Buscador de coches

Y además