¿Cuáles son los mejores compactos deportivos japoneses de la historia?

Honda Civic Type R

Repasamos el podio de los compactos deportivos japoneses de todos los tiempos. Alguno de ellos en forma de saga, porque llevan casi tres décadas entre nosotros...

Los compactos deportivos siempre fueron una de las especialidades de Europa. Sin embargo, los japoneses también se sumaron a esta tendencia nacida en el seno del mundo de los rallys con vehículos absolutamente espectaculares.

Estos son los mejores coches compactos deportivos italianos: ¿Con cuál te quedas?

Hoy repasamos el que podría ser el TOP 3, el podio de estos hot-hatch. Algunos de ellos, puros JDM, ya que apenas se vendieron más allá de las fronteras del país asiático. Algo que cambió con la década de los 2000 en gran medida y que hizo a muchas marcas poner su vista incluso en Nürburgring...

Honda Civic Type R

Honda Civic Type R 2023 Nürburgring

El Honda Civic Type R es el rey de los hot-hatch. Probablemente no solo en Japón, sino en el resto del mundo entre los vehículos de tracción delantera. Cada generación ha superado a la anterior y ha buscado quitarle las pegatinas a sus rivales. Si bien, homólogos como el Renault Mégane RS nunca se lo pusieron fácil.

La primera generación es una de las más queridas. El Civic Type R EK9 fue un referente entre los deportivos de los años 90' y su motor atmosférico, muy querido. Tanto es así que la historia de este pequeño Honda dio lugar a grupos y doctrinas como el Kanjozoku y a preparadoras que se hicieron muy famosos con sus modificaciones, como Spoon Sports.

En la actual generación Honda Civic Type R FL5, el coche cuenta con un motor de 4 cilindros en línea turboalimentado de 2,0 litros con 329 CV de potencia. Equipa únicamente la opción de cambio manual y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos. Además, consiguió un tiempo en Nürburgring de 7:44.881, superando así al Mégane RS Trophy R de edición limitada.

Toyota GR Yaris

Toyota GR Yaris 2024

Traído del Campeonato Mundial de Rallys directamente a tu garaje. El Toyota GR Yaris es uno de los máximos exponentes en rendimiento y tendrá una nueva generación este 2024 a modo de restyling y actualización de su mecánica.

Su motor de 3 cilindros en línea turbo de 1,6 litros con 280 CV y 390 Nm de par máximo ahora se puede unir a un cambio manual o automático, desarrollado por Gazoo Racing con 8 velocidades. Posee tracción integral y un peso mínimo de 1.280 kg.

Es pequeño, es rápido y equipa de serie diferenciales autoblocantes tipo Torsen. Una opción sensacional si buscas un deportivo con carisma y gran rendimiento por alrededor de 50.000 euros... Y no quieres un Volkswagen Golf GTI como la mayoría.

Mazda 3 MPS

Mada 3 MPS

El tercer escalón del podio podría ser motivo de una batalla campal. El Subaru Impreza era una opción, pero los clásicos superan con creces a la imagen del reciente modelo reconvertido en hot-hatch. Sin embargo, el Mazda 3 MPS es todo un icono desconocido para muchos.

Hace unos años, Mazda decidió dar un toque muy picante a su compacto. Un motor turbo de 2,3 litros con 260 CV y un 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos con caja de cambios manual. Era ligeramente más lento en aceleración que el Focus RS pero bastante más que el Golf GTI de finales de los 2000.

Equipó autoblocante delantero mecánico y se convirtió en el último deportivo de verdad de Mazda, con permiso del MX-5. Ahora puedes encontrar algunas unidades por alrededor de unos 15.000 euros muy cuidadas. Un auténtico juguete para trackdays...