Ferrari F50: ¿cuáles fueron sus principales rivales?

El Ferrari F50 es uno de los grandes superdeportivos de Maranello, nacido para heredar el éxito del F40 y celebrar el 50 aniversario de la marca

Hablar del Ferrari F50 siempre es un tema interesante. Más si cabe cuando una unidad del superdeportivo se ha subastado en Amelia Island por RM Sotheby’s por poco más de 5 millones de euros. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta que es uno de los referentes de su época. ¿Pero cuáles eran sus principales rivales?

La historia del Ferrari F40, contada por sus creadores

Este Ferrari fue el heredero del F40 y solo se fabricaron 349 unidades entre 1995 y 1997 con un diseño y un rendimiento sensacionales. De hecho, la gran clave de este deportivo fue su unidad de potencia, con un motor V12 atmosférico frente a los V8 biturbo de sus predecesores.

Sin embargo, en la década de los noventa se encontró con todo tipo de coches deportivos extraordinarios. Seguramente, los últimos realmente puros antes de la llegada de las ayudas electrónicas.

Lamborghini Diablo

Lamborghini Diablo SE30

Courtesy of RM Sotheby's

El Lamborghini Diablo fue el principal rival del bólido de Maranello. Se fabricó desde 1987 hasta 2001 y estuvo en mitad de la etapa de Chrysler y Volkswagen como propietarios de la marca italiana de Sant'Agata Bolognese.

También montó un motor V12 atmosférico de hasta 6,0 litros con unos 604 CV y 630 Nm de par máximo en su mejor versión. El concepto fue muy diferente al de su rival, con una estética agresiva pero no de coche de competición. Aunque debido a los años que estuvo a la venta y sus versiones, se trata de un clásico con mayor renombre.

Jaguar XJ220

Jaguar XJ220 S de 1993

©2022 Courtesy of RM Sotheby's

El Jaguar XJ220 fue un superdeportivo cuyo nombre hace referencia al récord de 220 mph (354 km/h) de velocidad máxima que alcanzó gracias a su sensacional aerodinámica y a su motor V6 biturbo de 3,5 litros con 550 CV de potencia.

Se fabricó entre 1992 y 1994 y fue una edición limitada a 281 unidades. Aunque fue más rápido que muchos de los rivales de su época, con un 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, su manejo fue mucho más crudo y complicado.

Bugatti EB110

Bugatti EB110

El Bugatti EB110 supuso el retorno de la marca francesa justo después de 110 años desde el nacimiento de su fundador, Ettore Bugatti. Se presentó en 1991 y se fabricaron unas 139 unidades entre 1991 y 1995 con un innovador motor V12 a 60º tetraturbo de 3,5 litros.

Con la versión SS produjo 612 CV y 650 Nm de par, lo que llevó a esta máquina a acelerar de 0 a 100 km/h en 3,26 segundos y a alcanzar 355 km/h de velocidad máxima con un peso de poco más de 1.400 kg. Especificaciones que ya anticipaban la era de los hiperdeportivos que vendría después.

Mercedes-Benz CLK GTR

Mercedes-Benz CLK GTR

Mercedes decidió crear una máquina de competición para el Campeonato FIA GT en 1997 y homologó 20 coupés, 6 roadster y 2 Super Sport para circular por las calles. Desafortunadamente para la marca, la categoría se canceló un par de años después pero varios vehículos ya habían sido adjudicados.

Se entregaron 25 unidades en total y HWA AG se encargó de fabricar dos unidades adicionales Mercedes-Benz CLK GTR Super Sport con el mismo motor V12 que ya empleaba el Pagani Zonda con 720 CV y 786 Nm de par máximo.