La historia del Ferrari F40, contada por sus creadores

Ferrari LaFerrari, Ferrari Enzo, Ferrari F40 y Ferrari F50

El F40 es el Ferrari más icónico de todos los tiempos  y uno de los últimos superdeportivos completamente puros de la historia.

Seguramente el Ferrari F40 es el mejor coche deportivo que ha salido jamás de Maranello. O al menos, el más famoso de todos los tiempos. La última obra supervisada por Enzo Ferrari fue una bestia con motor V8 biturbo de 478 CV y poco más de 1.100 kg.

Este es el motor más potente de la historia de Ferrari en un coche de calle

Es considerado todo un clásico y uno de los últimos superdeportivos puros del mundo. Sin ayudas electrónicas, espartano en su interior, con caja de cambios manual... Un Ferrari que debía ser domado y entendido por su conductor. ¡Estos son los datos más curiosos del F40!

El Ferrari F40 descrito por sus creadores

Ferrari F40, uno de los grandes deportivos de la marca.
Ferrari F40, uno de los grandes deportivos de la marca.

"Nunca había experimentado una presentación como la del F40. Cuando se dio a conocer el automóvil, un zumbido recorrió la sala seguido de un estruendoso aplauso. Nadie, a excepción de los colaboradores cercanos de Enzo Ferrari, lo había visto todavía", aseguró Ermanno Bontiglioli, jefe de Proyectos Especiales de Ferrari en la década de 1980.

"De hecho, la compañía había ocultado el desarrollo y las pruebas de ese automóvil con un secreto inusual. Y la sorpresa ante tal salto estilístico fue casi un shock", comentó sobre cómo fue aquel 21 de julio de 1987.

Aunque según Bonfiglioli, el proceso de construcción del coche se sintió breve. "El marco de tiempo era inusual", afirma. "Dentro de un escaso periodo de 13 meses, se construyeron el chasis y la carrocería rápidamente. Y al mismo ritmo que la unidad de potencia".

Ferrari F40

Crear un coche lleva años y años. A Ferrari le llevó solo 13 meses idear, planificar, construir, probar y poner a punto el legendario F40. Un coche de carreras homologado para la carretera, con un chasis tubular de acero espacial, paneles interiores de kevlar y muchas partes de la carrocería en fibra de carbono.

El coche era precioso y con un bajísimo peso, pero ese no era el objetivo principal. Así lo destaca Leonardo Fioravanti, diseñador de Pininfarina y del coche del Cavallino Rampante. "Nos lanzamos de cabeza al trabajo", comenta.

Los mejores Ferrari de cada década desde su fundación

"La investigación exhaustiva en el túnel de viento se centró en la optimización de la aerodinámica, para lograr coeficientes apropiados para el coche de carretera más potente de la historia de Ferrari". Una búsqueda incesante de la velocidad, en resumen.

"Su estilo coincide con su rendimiento: el capó bajo, con un voladizo muy pequeño, las salidas de aire NACA y el alerón trasero, que mi colega Aldo Brovarone colocó en ángulo recto, lo hicieron famoso". No le falta razón a Fioravanti, porque más de tres décadas después, el F40 sigue siendo un icono atemporal.

Motor V8 del Ferrari F40

Todo esto sin olvidar a su increíble motor F120 A V8 a 90º biturbo de 2,9 litros con 478 CV de potencia. "Un derivado del 288 GTO Evoluzione", según comenta Bonfiglioli. "Una serie de innovaciones permitieron que el F40 se convirtiera en el primer Ferrari de producción en superar los 320 km/h".

"Prestamos la máxima atención al peso del motor, gracias también al uso extensivo del magnesio. El cárter de aceite, las tapas de las culatas, los colectores de admisión y la campana de la caja de cambios fueron de este material, que costó cinco veces más que el aluminio y que nunca se había usado en tales cantidades en automóviles de producción posteriores", dice con orgullo el italiano.

¿Sabes cuáles son los Ferrari más caros que puedes comprar?

La base parecía buena. Potente, ligero, con estilo... Un Ferrari en toda regla, aunque los pilotos de pruebas tuvieron mucho trabajo. Dario Benuzzi fue fundamental en su puesta a punto, porque en sus palabras... Los primeros prototipos eran horribles.

"El manejo de los primeros F40 fue deficiente. Para domar la potencia del motor y hacerlo compatible con un modelo de carretera, necesitábamos someter cada aspecto del automóvil a innumerables pruebas… Desde los turbocompresores hasta el sistema de frenos, desde los amortiguadores hasta los neumáticos", afirma.

Enzo Ferrari, Piero Ferrari y una maqueta del F40

"Obtuvimos exactamente el coche que queríamos, con pocas comodidades y sin compromisos", dice. "Sin dirección asistida, ABS o dispositivos electrónicos. Exige la habilidad y el carácter del conductor, pero lo paga de buen agrado". Nos inclinamos a estar de acuerdo con absolutamente todo.

Fioravanti también recuerda lo abrumador que era el deseo de un Ferrari de carreras que se pudiese conducir en la carretera, y rudo en su máxima expresión. "Il Commendatore me pidió mi opinión sobre este prototipo experimental [el 288 GTO Evoluzione]". 

"Fue entonces cuando me habló por primera vez de su deseo de crear un 'verdadero Ferrari'. Sabíamos, como él sabía, que sería su último coche", dijo el piloto. Y por ello todas las mentes de la compañía se juntaron para crear la obra maestra de la historia del motor. El último hito de don Enzo Ferrari, que será recordado para siempre.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: prototiposHistoria del Motor, Superdeportivos, coches clásicos