Pasar al contenido principal

La historia del Honda Integra Type R

Honda Integra Type R
Honda

Uno de los grandes coches de Honda

Una de las noticias más llamativas en la semana pasada fue el regreso del Acura Integra. Aún no se han desvelado demasiados detalles al respecto, pero la expectación no ha hecho más que crecer, ya que se trata de un compacto con una notable fama en el universo de los coches japoneses. Durante su comercialización, el Honda Integra Type R fue el más aclamado. ¿Conoces su historia? Hoy, la repasamos.

Te interesa: Seis datos del Integra Type R que casi nadie conoce

La creación del Integra se remonta a mediados de los años 80, pero la llegada de su variante deportiva no se dio hasta 1995, cuando se comercializaba su tercera generación. La marca japonesa buscaba lanzar una versión más prestacional de este modelo y acabó fabricando uno de sus coches más valorados.

No obstante, para llegar a ese momento fue necesario un duro trabajo desde la propia base de este compacto. Honda añadió soldaduras adicionales al chasis y refuerzos para aportarle una mayor rigidez y, para lograr un peso de solo 1.140 kg, se montaron llantas de aluminio, cristales más ligeros e incluso se prescindió de elementos como el techo solar.

Datos Honda Integra Type R

Sin embargo, aquello solo era la punta del iceberg. La mecánica era un elemento importante, y por ello, el motor del Honda Integra Type R era un B18C VTEC atmosférico de 1,8 litros que entregaba 198 CV -podía llegar a 200 CV en algunos mercados- y podía llegar más allá de las 8.000 rpm.

Con una potencia que se transmitía al tren delantero a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades, este modelo era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y de alcanzar 230 km/h de velocidad máxima.

Sin duda, el Integra Type R fue muy valorado por sus cualidades, pero lo cierto es que no hacía alarde de ellas con una estética especialmente llamativa. Aunque su aspecto dejaba intuir ese carácter deportivo, no buscaba llamar la atención. Más allá de su alerón trasero, el lip delantero o las llantas de 15”, no se diferenciaba en gran medida de cualquier otro Integra. Se ofrecía solo en color rojo, negro o blanco y se crearon dos versiones con diferencias de carrocería.

Honda Integra Type R versión japonesa
El Honda Integra Type R, en su versión japonesa y con carrocería de 4 puertas. Foto: Honda
Honda

¿Y por qué fue así? Todo el mundo reconoce el peculiar frontal de esta generación del Integra, con los cuatro faros redondos. Sin embargo, en Japón no convenció este diseño y allí se terminó ofreciendo con otro frontal, caracterizado por unos faros rectangulares y otro parachoques que le aportaba un aspecto más agresivo.

Durante sus años de producción, Honda fabricó solo 25 unidades por día, ya que algunos elementos se pulían a mano. Por ello, no se llegaron a construir demasiados ejemplares, lo que ha hecho de este modelo uno aún más codiciado.

Actualmente, algunos Integra Type R se venden por más de 60.000 dólares, pero al fin y al cabo fue considerado en 2007 el “mejor coche de tracción delantera de todos los tiempos” por la revista Evo Magazine. Como se suele decir, algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Honda

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches