Pasar al contenido principal

Mercedes 190: el Baby Benz que escandalizó al mundo

Datos Mercedes 190E Cosworth
Fantástico.

En los años ochenta la marca alemana puso a la venta el Mercedes 190, un automóvil que se vendía en un segmento hasta entonces no conocido por la compañía de Stuttgart. Se trataba de un coche más pequeño que las conocidas berlinas de Mercedes, llegando por ello el apodo de “BabyBenz” para el modelo. Y ese apellido resulta curioso si analizamos las versiones que llegó a tener la fantástica berlina… ¡De pequeño no tenía nada!

No te pierdas: Ocho datos que deberías saber del Mercedes 190E Cosworth

La prensa bautizó este modelo como “BabyBenz” por el tamaño de su cuerpo pero en realidad a todos deslumbró por sus capacidades. Esta generación denominada W201 contaba con una tecnología muy avanzada para la época. Contaba con una suspensión con cinco brazos, un sistema que montarían el resto de modelos posteriormente. Montaba cinturones de seguridad y ABS, siendo esta última tecnología un sistema que aún estaba poco presente.

Pasados los años el modelo había conseguido una fama más que destacada. En Europa este modelo se vendió muy bien, no así en Estados Unidos. Pero, aun así, se fabricaron 1.874.668 unidades hasta 1993, cuando terminó la producción. Un final que daría a la creación del conocido Mercedes Clase C.

Datos Mercedes 190E Cosworth
Mercedes 190E Cosworth.

Recordada por todos, por ser un amor de juventud para aquellos que empezaban a conducir y a enamorarse de la conducción, fue la versión 190E. Sin duda fue uno de los mejores trabajos de Cosworth, un motor con cabeza de aleación ligera y grandes puertos de admisión y escape con cuatro válvulas por cilindro. Sin duda se trataba de un motor adelantado a su tiempo con tecnología propia de la competición.

Datos Mercedes 190E Cosworth

El corazón contaba con pistones de aleación Mahle y un sistema de encendido e inyección de combustible sintonizado por Cosworth. El 2.3 16 podía revolucionar a 7.100 rpm en su acabado para carretera y generar 187 caballos de potencia. No tenía un puesto de conducción deportiva, con un volante poco “racing” y unos asientos que agarraban más bien nada. Pero el exterior y su corazón eran una pobra de arte que buscaba atraer a clientes jóvenes.

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches