Pasar al contenido principal

Mercedes GLB: el nuevo SUV familiar que va para estrella

Entre el GLA y el GLC

Imagen de perfil de Vicente Cano
Mercedes GLB Concept

El nuevo Mercedes GLB quiere ser el SUV compacto para las familias -de ahí la B del nombre-. Y llega con dimensiones casi idénticas a las del Mercedes GLC  (4.634/1.890/1.900 mm), solo que 25 cm más alto y con cuatro centímetros más de batalla y algo más pequeño que un BMW X3, en el GLB cabe una tercera fila de asientos, que será opcional. En todo caso, su mayor altura le confiere una sensación de espacio a su interior, que resulta así también bastante más aprovechable que otros modelos de la gama de Mercedes con pinta de coupé. 

No te pierdas: todos los coches nuevos de 2019

Y, es que gracias a esos centímetros extra en su tercera cota, en la tercera fila del Mercedes GLB pueden ir sentados dos ocupantes de hasta 1,69 m de altura. Con ciertas comodidades además, ya que dispondrán de una buena visibilidad gracias a la tercera ventanilla de tamaño XXL que hay justo detrás del pilar C. Con esos asientos -no serán de serie- levantados, el maletero de más de 600 litros da apenas para un par de bolsas de viaje, cuatro si las apilas unas sobre otras. 

La segunda fila del Mercedes puede desplazarse hasta 14 centímetros longitudinalmente y sus asientos 40/20/40 se abaten hasta dejar un fondo de carga 100% plano. Entre las dos, cuenta con cuatro plazas con anclajes i-Size para ubicar sistemas de retención infantil. Aunque quizá no tantas familias optarían por la tapicería de nobuck que puedes ver en el interior del Mercedes GLB está mostrando estos días por primera vez en el Salón de Shanghai. 

Te interesa: el nuevo Mercedes GLE 53 AMG 4MATIC

En TopGear.es pudimos conocer el nuevo Mercedes GLB hace algo más de un mes (no pudimos contar nada hasta ahora bajo amenaza de terribles torturas), en un evento exclusivo en la sede de la marca en Stuttgart, donde han estado desarrollando este SUV que llegará al mercado en la segunda mitad del año. Allí montaron la unidad que puedes ver en estas imágenes, que es la misma que esta semana se exhibe en el Salón de Shanghai y de la que, sin duda, hay que resaltar la espectacularidad del habitáculo.

Los detalles que son solo del concept Mercedes GLB

El interior del Mercedes GLB es, en todo caso, espectacular por la sensación de calidad general y el lujo de todos los materiales. La piel, por ejemplo, tapiza hasta el techo pasando por los pilares A y B, aunque en algunas zonas hay un plástico que ofrece casi exactamente la misma sensación. Además, en el salpicadero hay inserciones de raíz de nogal y tanto los cerquillos de los aireadores, como los tiradores de las puertas están hechos de aluminio pulido. 

Por fuera, estrictamente hablando de proporciones, del nuevo Mercedes GLB podría decirse que es tá entre el anterior GLK o un Clase G por sus volúmenes claramente SUV y uno de esos conceptos orgánicos que Mercedes ha presentado a lo largo de los últimos años. En el frontal -personalmente la parte que más me gusta es el capó- destacan las dos tomas de aire de forma cuadrada, que parecen repetirse en las salidas de los tubos de escape y, en el lateral, sus pronunciados hombros. 

Te interesa Vídeo: Vuelta rápida del Mercedes-AMG GT R PRO en Nürburgring 

La estribera tiene un fin puramente estético y no es seguro que se vaya a preservar en el modelo de calle. “Espero que este alerón del Mercedes GLB se conserve al menos en un formato algo más pequeño, aunque no tenga una función aerodinámica específica, el equipo del techo es más un guiño al mercado chino. Todo dependerá de la acogida que ustedes los medios le den en los próximos días”, confiesa Achim Wietrich, diseñador de Daimler y responsable del aspecto exterior del Mercedes GLB. 

Mercedes GLB Concept

Un poco después, por lo bajini, me hace otra concesión. Por si lo dudabas, el maletero de techo con luces LED es un simple aditamento de cara al salón chino donde se muestra y, evidentemente, un guiño a ese mercado junto con las ruedas de campo que monta. Y es que el GLB, seguramente, depositará la mayor proporción de sus ventas en ese mercado. 

El motor del Mercedes GLB

En el apartado mecánico, el GLB dispondrá de tracción integral 4MATIC con tres modos de funcionamiento (Eco/Confort; Sport y Offroad) y con distribución totalmente variable del par. Al cambio de doble embrague 8G-DCT de serie se unirá de inicio el motor de gasolina de cuatro cilindros M 260 con una potencia de 224 CV y 350 Nm. Ni rastro de mecánicas diésel en el dossier,  ya que no se usan en China, donde se espera el grueso de ventas, aunque sí las habrá disponibles para el mercado europeo. 

Te interesa ¿Mercedes GLC 220d o BMW X3 320d?

Con culata de aluminio, el M 260 incorpora algunas innovaciones, como la técnica llamada Conicshape por Daimler, con la que se ensancha el diámetro inferior de la camisa del cilindro para minimizar el rozamiento de los pistones y bajar el consumo, de lo que resulta que esta pieza tenga una forma de trompeta. También se ha usado en la mecánica del GLB de Mercedes un nuevo aceite de baja fricción, canales de refrigeración para los pistones y un árbol de equilibrado para reducir las vibraciones.

Todo para conseguir hacer del nuevo Mercedes GLB un coche cómodo y fino que, sin las ruedas de campo y el baúl de techo con luces seguiría siendo igual de bonito, pero quizá llamaría bastante menos la atención en este universo ya dominado casi solo por los SUV. 

Y además