Pasar al contenido principal

Mercedes patenta un sistema que desinfla las ruedas en caso de emergencia, ¿explicación?

mercedes eqa virtudes defectos

Mercedes está desarrollando un sistema que es capaz de desinflar las ruedas en caso de emergencia. De acuerdo con la información publicada por varios medios locales, la compañía alemana habría presentado la patente de esta nueva tecnología que pronto podría ser realidad en algunos modelos.

La idea que han desarrollado los ingenieros de Mercedes es un dispositivo de frenada alternativa que funciona en colaboración con una válvula que reduce la presión de los neumáticos. En caso de frenada de emergencia, los neumáticos se desinflarán para ayudar a reducir la velocidad.

Para vehículos eléctricos y de combustión

El sistema consta de una unidad de control central y una unidad de reducción de presión de aire conectada a los neumáticos del vehículo. Estos dos sistemas se activan cuando la unidad de freno central falla o tiene una avería.

La descripción de la patente menciona que la tecnología de frenada se ha diseñado para ser aplicada en los vehículos eléctricos e híbridos puros en desarrollo; pero que  también se puede utilizar en automóviles con motor de combustión.

Mercedes EQB, cinco virtudes y dos defectos

Trataremos de explicar, sin entrar en demasiados detalles mecánicos, por qué desinflar las ruedas puede mejorar la frenada de emergencia de los coches eléctricos.

Los enchufables equipan frenada regenerativa para recuperar parte de la energía que pierden mientras están en circulación. Para que esta funcione correctamente, muchos fabricantes introducen el sistema drive-by-wire que decide cómo usar la potencia de frenada en casa momento.

Desinflar las ruedas cuando todo lo demás falla

El sistema drive-by-wire es un paso intermedio entre los frenos y el motor por lo que un fallo de la transmisión de la información puede ser muy peligroso. .

La tecnología que ha patentado Mercedes se alza como un ángel de la guarda que solo funcionaría en caso de error o avería del resto de sistemas. Para ello, el pedal del freno está conectado a una unidad que, en caso de necesidad, activa la válvula de liberación de aire para reducir la velocidad. 

Al reducir la presión, la superficie de contacto del neumático con el suelo aumenta y esto, a su vez, hace que el vehículo vaya más despacio. Sí, circular con las ruedas con baja presión puede dañar las cubiertas, pero hay que recordar que estamos ante un sistema de emergencia que lo que pretende evitar es un accidente (o, al menos, minimizar sus consecuencias).

Etiquetas:

Práctico

Y además

Buscador de coches