Pasar al contenido principal

Así se comporta un coche con óxido en caso de accidente

¿Tienes óxido en el coche? Esto te interesa.

corrosion oxidado mazda 6 euroncap prueba choque

¿Alguna vez te has preguntado cómo afecta el óxido en un accidente de coche? España no es un país donde el óxido sea importante, salvo en contadas zonas de la costa y lugares de alta montaña, donde el uso de la sal es muy importante. No obstante, la corrosión en los coches puede ser un problema nacional en países como los nórdicos: precisamente de allí, de Suecia, nos llega este informe desarrollado por la empresa de seguros Folksam, con la colaboración de los chicos de Villaägarna Riksförbund, una organización de Seguridad Vial residente en el país de Papá Noël. 

Te interesa: los mejores en cada segmento en las pruebas EuroNCAP 2017

Bien, ¿qué buscan con este estudio sobre el óxido en los accidentes de coche? Su principal objetivo era comprobar cómo el óxido en un coche afecta en caso de accidente, si un coche oxidado puede perder propiedades del material y si puede resultar más peligroso a la hora de sufrir un accidente con él. Para este estudio se utilizó un Mazda 6 del año 2004 y un Volkswagen Golf, caja 5, fabricado entre 2004 y 2008. Para llevarlo a cabo, llevaron ambos coches al Thatcham Research Centre, en Reino Unido, y lo sometieron a un test NCAP tanto en impacto frontal como en impacto lateral. Aquí puedes ver el vídeo:

 

 

El titular se podría resumir así: un coche oxidado puede incrementar el riesgo de muerte en un 20% respecto al mismo coche en perfecto estado. Pero, como en buena parte de estos estudios, hay matices. Digo que puede incrementar, porque hay muchos datos que no están del todo claro: el Mazda fue el modelo que peor se comportó, con un deterioro importante en el impacto frontal debido al óxido respecto al coche nuevo: su puntuación pasó de los 26 a los 18 puntos, algo que le haría perder una estrella EuroNCAP y quedarse solamente con tres.

No obstante, en el caso del Volkswagen, las diferencias fueron mínimas, ya que pasó de 33 puntos a 32, prácticamente el óxido no le afectó. ¿Cómo se come eso? Pues parece ser que el óxido se puede comportar de maneras diferentes en cada coche, y ya no solo eso: dependiendo los puntos estratégicos donde el óxido haga acto de aparición, puede afectar más o menos al resultado final: “no hay una certeza que otro Mazda 6 con óxido se vaya a comportar igual ante un accidente. Dependiendo de la situación del óxido, otros factores negativos e incontrolables pueden empeorar los resultados. Lo que parece evidente es que debido al óxido, el coche no se deforma como ha sido diseñado y los sistemas para absorber parte de la fuerza de impacto pueden estar deteriorados.” Afirma el estudio.

Un 20% de mayor posibilidad de muerte en un accidente con un coche oxidado parece una cifra muy alta como para dejar un titular potente sobre la mesa, no obstante, el estudio se muestra no concluyente, ya que en otras partes del coche, la presencia del óxido parece no afectar de una manera tan importante al conjunto estructural del coche en caso de accidente.

 

Vídeo: provoca un accidente e intenta darse a la fuga

 

En el caso del Mazda, el suelo se rompió por un lugar concreto donde había bastante óxido, deformando el chasis e invadiendo parte del espacio para el asiento del copiloto. El problema es que no se puede determinar de una manera rotunda que esta rotura se deba exclusivamente al óxido y, viendo las imágenes de los test de choque originales del coche nuevo, no se aprecia el punto de rotura exacto y si realmente el óxido es el único responsable de este comportamiento.

Así pues, parece claro que el óxido no es bueno en ningún caso, tampoco en caso de accidente. Por eso no es malo optar por un coche nuevo cuando el óxido conquista gran parte de tu coche. No obstante, tampoco queda claro de una manera científica que el óxido pueda ser el máximo responsable del peor comportamiento del Mazda en las pruebas de choque, no se puede decir al 100% de seguridad que el óxido puede provocar una mayor probabilidad de morir en un accidente de tráfico. ¡Estoy seguro que este no será el único estudio en este sentido! Ojalá los futuros estudios puedan aportar más luz en la materia.

Foto y fuente: Estudio Villaägarna Riksförbund Thatcham Research

Todos los coches nuevos del mercado, aquí

Lecturas recomendadas