Pasar al contenido principal

Plan España 2050: muy bien, pero más impuestos al automóvil

Impuestos automóvil
Todo son palabras bonitas, pero prepárate para pagar...

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado el Plan España 2050. Definido como el "primer ejercicio colectivo de prospectiva estratégica" que se realiza en España, tiene como objetivo adelantar cómo será la España en la que viviremos dentro de 30 años. Y, si sale adelante según lo previsto, para entonces habrán aumentado los impuestos al automóvil...

El Plan España 2050 propone 50 objetivos que nuestro país debería alcanzar de aquí a 2050, si quiere consolidarse como uno de los más avanzados de Europa. Estos 50 objetivos se articulan en torno a 9 grandes desafíos, entre los que figura "convertirnos en una sociedad neutra en carbono, sostenible y resiliente al cambio climático".

Pedro Sánchez presenta el Plan España 2050

Reducir la huella ecológica

"España  ha registrado un aumento significativo de su huella ecológica especialmente desde los años sesenta del siglo pasado", afirma el texto que recoge las bases del nuevo plan sostenible del Gobierno. Los expertos señalan al transporte de mercancías y personas, "en particular el realizado por carretera" es el sector que más emisiones causantes del denominado Efecto Invernadero genera. 

Madrid

"Su elevada incidencia responde, entre otras cosas, a la construcción a gran escala de autovías (en detrimento de las líneas de ferrocarril), la dependencia del vehículo privado en la movilidad interurbana, el aumento del tamaño y la potencia media de los automóviles durante los últimos años, la baja presión fiscal sobre el transporte y la distribución desigual de la población en nuestro territorio", afirma el Gobierno.

Más impuestos al automóvil

El Plan España 2050 habla de que para alcanzar los objetivos medioambientales fijados será necesario "fortalecer progresivamente la fiscalidad ambiental hasta conseguir que refleje la totalidad del coste social del carbono antes de mitad de siglo". "Serán especialmente importantes los impuestos sobre la energía y el transporte, dado el considerable menor peso que tienen en España estas figuras en comparación con los países europeos del entorno", afirma el texto.

Tráfico en ciudad
LIGV

Actualmente, los impuestos especiales que gravan los hidrocarburos en España se encuentran entre los más bajos de Europa, sobre todo en lo que respecta al diésel, lo que permite que los precios de venta al público sean también más bajos que en muchos de sus países homólogos. La propuesta es equipararlos a la media de la UE-8 y poner en marcha medidas para garantizar la sustitución de los vehículos de combustión interna (gasolina y diésel) por otros sin emisiones directas de CO2.

Aunque no hay detalles ni cuantías, los expertos proponen pasar de las actuales figuras fiscales sobre la compra (impuesto de matriculación), circulación y combustibles, a un impuesto sobre el uso medido real del vehículo que tenga en cuenta sus características (peso, potencia y emisiones de contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero). 

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches