Pasar al contenido principal

Los profesores reclaman más educación vial en el instituto

Darle forma a las mentes del mañana es fundamental. Necesitamos más petrolheads.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Calle de Nueva York

Aunque pueda parecerte increíble con los tiempos que corren, la formación más básica de los jóvenes sigue sin incluir asignaturas como las finanzas, la modificación de motores de aspiración natural o la educación vial en el instituto. ¿Estamos dejando que varias generaciones completas se pierdan por completo sin conocer las ventajas de ser auténticamente petrolhead? La respuesta es sí. Pero alguien quiere invertir la tendencia. 

Los coches más molones para llevar a tus hijos al colegio

Según un sondeo realizado por la Fundación AMV -creada en 2011 por la compañía aseguradora homónima-, los profesores del ciclo de Enseñanza Secundaria Obligatoria -ESO- de las provincias de Ávila y Toledo encuentran inexplicable que la educación vial no se encuentre en este momento integrada en los distintos programas empleados para darle forma a las mentes del futuro. ¿Te parece una opinión algo exagerada? Piénsalo bien: el desconocimiento de las normas más básicas de la circulación -¿lo sabes todo del impuesto 2018?- es un auténtico peligro que en muchos casos no queda disuelto con la obtención de los distintos permisos de conducir. 

 

 

"Como profesionales del motor vemos fundamental seguir concienciando a los jóvenes sobre la conducción segura y la seguridad vial, ya que muchas veces no le dan la importancia que tiene, y pronto serán conductores de ciclomotor o coche", señala Cedric Parnaudeau, al frente de la Fundación AMV. "Esperamos que nuestra labor poco a poco se complemente gracias a la implicación de más agentes en la educación, como los padres, los profesores o las campañas de concienciación en los medios de comunicación".

Y es que, según los profesionales consultados, las charlas impartidas en los centros no son suficiente: el sistema necesita implementar la educación vial en el instituto y también que los padres se impliquen en mayor profundidad trasladando buenos hábitos a los más pequeños del hogar. De nada sirve que los alumnos acudan a jornadas de concienciación si, en el camino de vuelta a casa, sus padres se dedican a saltarse todos los semáforos posibles, hablar por teléfono mientras conducen... y aparcar sobre una plaza de minusválidos. Por suerte, el impacto de este tipo de actividades promovidas por agentes como AMV suelen tener un impacto muy positivo en la forma en que los jóvenes afrontan su día a día. 

Deja de encogerte de hombros: el hecho de no tener hijos no te exime de culpa. Tú también puedes aportar tu granito comportándote de modo civilizado antes la presencia de los más inocentes... o en general. ¿A quién puede perjudicar hacer las cosas bien? Ahora te sientes mal. Pero nunca es tarde.

 

¿Quieres un coche nuevo? Aquí tienes todo el mercado

Lecturas recomendadas