Si tu Rolls-Royce pesa mucho aquí tienes la solución

¿Quieres que tu Rolls-Royce deje de ser una mole? Pues la mejor solución para aligerar las tres toneladas del coche británico de lujo no es el Pilates...

Casi todos los problemas de peso en el mundo del motor de hoy en día se resuelven gracias al mismo material: la fibra de carbono. Y en el último trabajo de la casa de diseño española Bengala y de su homólogo americano Vitesse AuDessus no iba a ser menos.

En la galería de arriba tienes el Rolls-Royce Ghost de Bengala. Mucho más ligero que cualquiera de los modelos de serie gracias a la utilización de la fibra de carbono. A continuación te cuento alguna curiosidad de este material de moda.

La pionera en su uso al menos automovilístico, fue McLaren quien en el año 1981 la usó por primera vez en la Fórmula 1 para construir el cockpit del MP4/1. Ahora se encuentra en casi todas partes, desde vehículos eléctricos como el BMW i3 o deportivos como el Alfa Romeo 4C. Por supuesto, fuera de la industria del automóvil hay desde teléfonos móviles, hasta maletas que lo convierten en uno de los materiales más apreciados.

Tanto Bengala como Vitesse AuDessus se han propuesto el desafío de aligerar una de las marcas con los coches más pesados del mundo: Rolls-Royce. Para darle además ese aspecto tan lujoso que ves en las fotos, exactamente el material empleado es un fibra de carbono comprimida que le confiere una apariencia como de una baldosa que forma un mosaico.

El jefe de Bengala, Shoghi Saeidnia explica que “como diseñador me he inspirado en los adornos en forma de mosaico y pensé que el aspecto podía ser muy bueno en un coche. Visualicé un material con la apariencia de granito mate que pareciera la antítesis de lo que hay ahora”. Pues eso, que muy interesante…

Los precios de los trabajos han sido publicados en dólares y serían: 7.250 $ para el capó (recuerda que en un Rolls-Royce es como un campo de fútbol de grande), la parrilla delantera por 4.125 $, las tapas de los espejos por 3.125 $ y el marco del parabrisas por 3.840 $. Luego hay dos piezas a medida para el Wraith Coupé que serían el techo por 9.655 $ y 6.950 $ por la cubierta.

En total unos 35.000 $ (31.310 euros) para que tu Roll-Royce se aligere de peso. Además en Bengala dicen que pueden hacer incluso las llantas en fibra de carbono en cuestión de minutos, lo que es una primicia mundial si tienes en cuenta por ejemplo que Koenigsegg o Ford tardan varios días.

Lecturas recomendadas