Pasar al contenido principal

Tan sencillo como eficaz, la DGT quiere que hagas esto este mes

Intermitentes
Un gran desconocido

Para conducir bien una de las premisas que debemos seguir es la de  maniobrar sin sorpresas y aquí hay elementos que juegan un papel clave y, al mismo tiempo, son fundamentales para la seguridad vial. Sin embargo, no siempre los utilizamos correctamente porque, quizás, no somos conscientes de la importancia que tiene señalizar cualquier movimiento de nuestro coche. Con estas pistas probablemente ya hayas adivinado el gesto que la DGT te pide que hagas en septiembre

“¿Vuelves al trabajo, a la ciudad y a la rutina? Que no te dé el bajón: septiembre tiene su encanto. Eso sí, no olvides las buenas costumbres y dale a la palanquita cada vez que gires, te incorpores, adelantes... Por seguridad, pon el intermitente”. Con este recordatorio, la Dirección General de Tráfico ha querido manifestar la importancia que tiene este elemento a la hora de circular. A pesar de ello, según un informe de Autopistas, el 53% de los conductores no los activa al cambiar de carril y el 67% tampoco los mantiene durante un adelantamiento.

Las multas por no señalizar una maniobra

Los intermitentes son la mejor (y única) forma que tenemos para comunicarnos con el resto de actores de la vía, algo que cobra especial relevancia en algunas maniobras o en determinados escenarios como la ciudad o un atasco. Con un simple gesto, los demás conductores saben si vamos a girar, cambiar de carril o aparcar… y pueden actuar en consecuencia. Por ello, debemos activarlos con suficiente antelación para prevenir de nuestras intenciones.

Según el Reglamento de Circulación es obligatorio señalizar todas nuestras maniobras bajo pena de sanción. Si se considera que no hemos utilizado los intermitentes con el margen suficiente la multa será de 80 euros y si no los hemos accionado esta cantidad puede subir hasta los 200 euros. Teniendo en cuenta esto, toma nota de los movimientos que debes señalizar siempre.

Intermitente

Cuándo son obligatorios los intermitentes

Giros, cambio de carril y de sentido

Lo primero que tenemos que hacer es activar el intermitente y, después, reducir la velocidad. La razón es simple: si lo hacemos al revés, podemos asustar a los vehículos que circulan detrás obligando a frenar de manera inesperada.

Adelantamiento

Es necesario avisar de nuestras intenciones antes, durante y después. O lo que es lo mismo: cuando vayamos a iniciar la maniobra, mientras la estamos haciendo y cuando regresamos a nuestro carril. Cabe destacar que el intermitente es una declaración de intenciones, pero no nos da la prioridad excepto en un caso: cuando dos conductores quieren adelantar al mismo tiempo y el de atrás no ha iniciado la maniobra.

Intermitente

Glorietas y rotondas

Al circular por ellas debemos señalizar nuestra salida para no sorprender a los vehículos que circulan por detrás y a los que están esperando para entrar.

Incorporación a la circulación

Tanto si la hacemos desde parado como si la realizamos en movimiento es imperativo señalizarla para facilitar la circulación y la realización de la maniobra.

Más:

DGT

Buscador de coches

Y además