Pasar al contenido principal

VÍDEO: Esto no lo esperábamos, un Toyota Prius remolcando un coche

Para que luego hablen de los híbridos...

Imagen de perfil de JavierAlfonso

Para que luego digan que los híbridos no tienen potencia… En este vídeo vas a poder ver a un Toyota Prius remolcando un coche y llevándolo como si nada.  

No te pierdas: VÍDEO: Esta es la última tecnología para arrancar el motor de tu coche…

Si piensas en remolcar un coche, seguramente, el Toyota Prius sea uno de los últimos modelos que se te vienen a la cabeza. El modelo híbrido de Toyota tiene sus cualidades como el confort, el espacio o no consume casi nada… y es uno de los pioneros del segmento híbrido. Pero, entre sus fuertes no está el remolque de otros vehículos, que, además, pesan más que él. O eso es lo que pensábamos. 

Pura potencia híbrida 

Porque, el Toyota Prius apenas cuenta con un motor 1.8 y un sistema eléctrico con el que presta un total de 122 CV de potencia y 120 Nm de par máximo. Son buenas prestaciones, pero a simple vista, sobre el papel, no impresionan demasiado. Pero ha tenido fuerza más que de sobra para remolcar este coche. 

Y es que, al hablar de coches especializados en remolcar nos viene a la cabeza coches robustos, imponentes, 4x4 con enormes ruedas y un par motor altísimo. Pero no, este es un Prius normal, que pesa 1.650 kilogramos y que está remolcando un vehículo de mayor tamaño que él, que pesa más y es más grande. 

Ya podemos sumarle una función más al Toyota Prius. Aparte de ser muy cómodo, extremadamente silencioso y práctico en ciudad y de tener una respuesta casi inmediata al pedal, ahora también sabemos que podemos remolcar otro vehículo si la situación lo necesita.   

Si tienes un Toyota Prius en el garaje, ya sólo tienes que preocuparte en saber enganchar correctamente el remolque, conocer los límites de velocidad a los que debes atender y saber que la conducción cambia y bastante con una carga de peso tan grande en la zada. Pero lo que está claro es que puedes remolcar un coche con un Toyota Prius. Aquí está la prueba. 

Y además