Pasar al contenido principal

Conducción semiautónoma de Mercedes-Benz: así funciona

¿Qué cosas son capaces de hacer por sí mismos sus coches?

Imagen de perfil de Javier Leceta
Conducción semiautonónoma de Mercedes-Benz

Seguro que muchas veces has oído hablar de la conducción semiautónoma de Mercedes, una tecnología que inicialmente estaba disponible en su buque insignia, el Mercedes Clase S, pero que se ha ido incorporando a otros modelos del fabricante como por ejemplo el nuevo Mercedes Clase A 2018.

Pero, ¿sabes cómo funciona la conducción semiautónoma de Mercedes? ¿Cuáles son sus beneficios para el conductor? Te lo contamos.

El sistema de conducción semiautónoma de Mercedes, denominado, Drive Pilot, es uno de los más avanzados del mercado. Esta tecnología es capaz de asistir al conductor en determinadas situaciones (atascos o en momentos puntuales en carretera, autovía o autopista) gracias a las funciones de conducción semiautónoma que incorpora.

 

Mercedes Drive Pilot

 

Entre ellas se encuentran el piloto automático de distancia (Distronic), el reconocimiento de señales, el asistente activo de mantenimiento de carril, el asistente activo de cambio de carril y el sistema de aparcamiento asistido, entre otros.

Todos estos asistentes hacen que el Drive Pilot de Mercedes incremente el nivel de confort y seguridad en la conducción tanto para los que van en el vehículo como para el resto de usuarios de la vía (otros conductores, peatones, etc.).

 

Cómo funciona la conducción semiautónoma de Mercedes-Benz

Esta tecnología funciona en todo tipo de carreteras (autopistas, autovías e incluso zonas urbanas). El sistema inteligente no sólo mantiene la distancia correcta con los vehículos, sino que también es capaz de seguir a los coches que circulan por su carril, incluso cuando se producen detenciones del tráfico.

Las cámaras y sensores instalados en los modelos de la estrella son los responsables del funcionamiento de la conducción semiautónoma de Mercedes-Benz. Estos sensores y cámaras leen la carretera y todo lo que hay a su alrededor (señales, vehículos, etc.), haciendo posible que el vehículo tome el control en situaciones puntuales y actúe sobre la dirección (incluso en curvas), el acelerador y el freno.

 

 

A modo de resumen, entre las funciones que realiza la conducción semiautónoma de Mercedes se encuentran las siguientes:

 

- Mantiene el coche en el carril correcto (incluso en aquellas carreteras en las que las líneas que delimitan los diferentes carriles no están claras o incluso no aparecen -como en las zonas afectadas por obras-).

- Asiste activamente en el cambio de carril en el caso de que el conductor lo señalice mediante el intermitente.

- Controla la velocidad según las órdenes del conductor o las señales de tráfico.

- Mantiene la distancia de seguridad reglamentaria con el vehículo precedente.

- Frenada automática de emergencia.

- Frenada de emergencia si detecta que el conductor no está consciente.


Gracias a sus numerosos asistentes, la conducción semiautónoma de Mercedes supone un avance hacia la conducción completamente autónoma, algo que actualmente no está permitido a nivel legal.

 

Lecturas recomendadas