Pasar al contenido principal

La increíble historia del navegador que inventó Ford... en 1964

Navegador Ford 1964

Una idea bastante peculiar.

Los navegadores son, a día de hoy, un elemento casi indispensable de los coches. Hacen uso de una tecnología moderna que pueden hacer que pensemos que son un invento de hace poco tiempo, pero, ¿y si te decimos que Ford ya inventó uno allá por 1964?

De primeras puede parecer algo difícil de creer, puesto que hablamos de irnos más de medio siglo atrás y, aunque tampoco es que la industria estuviera en pañales por aquel entonces, sí es cierto que a nivel tecnológico todavía estaba verde (sobre todo viéndolo desde el estándar actual).

De hecho, por ponernos en contexto, para que haya sistemas de navegación por satélite lo primero que tiene que haber, aunque resulte de Perogrullo, son satélites. Y el primero lanzado al espacio fue el Sputnik en 1957.

Hablamos, pues de un espacio de solo siete años entre el lanzamiento y la presentación del primer navegador moderno, por parte de Ford. ¿Cómo pudo acometer tal revolución tecnológica la marca estadounidense? Porque tenía truco.

Y es que para entender este sistema de navegación hay que olvidarse por completo de las nociones actuales. Aunque su función era la de ubicar el coche y dónde estaba posicionado, no utilizaba sistemas digitales, era completamente analógico.

Hasta tal punto que su sistema de funcionamiento consistía en un mapa situado bajo el salpicadero que se iba moviendo conforme el coche circulaba, mostrando así dónde se encontraba en todo momento.

Hay que reconocer la visión a Ford, que supo anticipar con años de antelación la importancia que estos dispositivos tendrían en el futuro. Ahora bien, la idea era buena, pero la ejecución no era para nada práctica.

De hecho, nunca llegó a comercializarse y se quedó como un detalle muy llamativo del peculiar Ford Aurora, un prototipo de familiar con otros rasgos interesantes, como una tercera fila de asientos opuesta a la que se accedía a través del portón trasero.

Hubo que esperar algo más para ver la llegada de los GPS modernos a los coches, algo que comenzó a darse en la década de los años 80 de la mano de Toyota, experimentando una evolución importante con el Mazda Eunos Cosmo de los 90, que ya incluso incorporaba pantalla táctil.

Etiquetas:

Tecnología

Y además

Buscador de coches