Pasar al contenido principal

Por qué deberías envolver las llaves del coche en papel de aluminio

Si tienes una llave inteligente, esto te interesa. ¡Mucho!

Llave del BMW i8

Envolver las llaves del coche en papel de aluminio puede parecer una locura, pero te aseguro que no lo es: ¡tómatelo en serio que no estamos de coña! Vivimos en un mundo en el que las marcas de coches nuevos nos intentan facilitar la vida constantemente, como si abrir o cerrar un coche, o girar la llave para arrancarlo, fuera un esfuerzo tremendo. Por eso nos han dotado de llaves inteligentes capaces de abrir, cerrar y arrancar el coche con la llave en el bolsillo. ¡Pero esto tiene sus riesgos!

 

Llaves inteligentes: ¿cómo funcionan?

Te interesa: el lado trágico de los sistemas de arranque sin llave

Las llaves inteligentes utilizan un sistema que, sobre el papel, parece súper seguro y prácticamente inhackeable, pero como se suele decir, ‘hecha la ley, hecha la trampa’. Los ladrones de coches están siempre al acecho de las mejoras en términos de seguridad y la electrónica no parece un impedimento para robar un coche. Las llaves inteligentes funcionan de una manera bastante sencilla: en su interior encontramos un chip que es capaz de generar un código que se envía al coche. 

 

 

En el vehículo también se encuentra un chip que utiliza el mismo algoritmo que la llave para generar códigos, por lo que ambos códigos coinciden. El sistema de seguridad es complejo y cada computador es capaz de generar billones de códigos diferentes, en un sistema que sobre el papel parece tremendamente seguro. Pero lo dicho, cualquier sistema electrónico se puede hackear.

 

Llaves inteligentes: ¿fáciles de hackear?

Fácil no es, pero posible, sí. Para ello, los ladrones de coches tienen un sistema capaz de interceptar la señal wireless que genera la llave para abrir el coche. Esto lo hacen con un sistema que, no solo es capaz de captar la señal, sino que también la puede amplificar para poder ser detectada a distancias de casi 100 metros. Sí, esto es clave, ya que dentro del sistema de seguridad de las llaves inteligentes, estas solamente pueden abrir el coche si la llave se encuentra a pocos centímetros del vehículo.

Amplifican la señal, la localizan y la captan. Solamente con esto, de los billones de combinaciones de código inicial los ladrones se quedan con unas 200.000 posibilidades. Puede parecer mucho, pero un ordenador puede generar 200.000 códigos diferentes en menos de media hora, dando con el código bueno capaz de abrir el coche. Una vez encontrado, el sistema de los ladrones pueden duplicar la llave inteligente y no solo abrir el vehículo sin hacer el más mínimo ruido, sino también arrancarlo y huir con él con total tranquilidad: es por esto que el sistema de arranque sin llave forma parte del equipamiento opcional que no elegiríamos.

 

 

Duplicar llaves inteligentes: ¿cómo se puede evitar?

Los ladrones son capaces de detectar la señal de la llave mientras estás dentro de casa: es más fácil así que hacerlo en el momento en el que vas a abrir el coche, ya que entonces no tienen tiempo suficiente para poder descubrir el código de la llave. La solución pues parece sencilla: debes hacer todo lo posible para que tu llave inteligente deje de emitir señales hacia el exterior y eso lo consigues encerrando la llave en algún tipo de metal. A continuación te dejo los remedios para evitar que tu llave inteligente pueda ser duplicada mientras estás en casa:

- Envolver la llave en papel de aluminio.

- Enciérrala en el microondas.

- Ponla en el interior de la nevera o el congelador.

Como puedes ver, creo que la primera opción es la más fácil y resulta igual de útil para evitar que los ladrones puedan duplicar la llave inteligente de tu coche. Y ojo, aunque parezca muy friki, esto también es recomendable cuando sales de casa y llevas tu llave en el bolsillo o en el bolso: muchos ladrones captan las señales en terrazas de bar o en lugares públicos, donde tienen el coche localizado y saben que tendrán tiempo para poder abrirlo con eficacia: con un poco de suerte, los ladrones de coches pueden hackear tu llave inteligente en menos de 10 minutos. ¡Mucho ojo!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear