Pasar al contenido principal

Volvo quiere sustituir los aviones por los coches autónomos

Viajar más lento, pero más cómodo. ¿Lo compras?

Volvo 360c Concept

El Volvo 360C es un coche autónomo con mucho que ofrecer: una sala VIP de un aeropuerto, una habitación de cualquier hotel boutique de lujo, un espacio, en definitiva, donde relajarse y pasar un buen rato. Dormir, descansar, entretenerse o trabajar, tú eliges. Sin duda, muchos somos los que preferimos un medio de transporte más lento pero más cómodo a la hora de nuestros desplazamientos. La relación entre el tren de alta velocidad y el avión es un buen ejemplo: el primero es más lento pero más cómodo y está atrayendo a un gran número de clientes: Volvo hoy plantea sustituir el avión por el coche autónomo.

 

 

Te interesa: prueba del Volvo V60 2018, ¡también será híbrido!

Hasta ahora hemos visto muchos prototipos que simulan la movilidad del futuro, pero pocas veces (por no decir nunca) una marca de coches nos había planteado esta disyuntiva: el coche autónomo como sustituto del avión. Obviamente no para todos los trayectos, pero sí para aquellos en los que el tiempo de viaje no sea extraordinariamente largo. Volvo propone estar en un apartamento con ruedas, en el que el tiempo sea la variable menos importante de nuestro trayecto. Algo nuevo. Algo interesante. ¿Lo compras?

 

Coche autónomo como sustituto del avión

Obviamente tiene cosas buenas, pero también malas. ¿Las buenas? Tu desplazamiento te permitirá total libertad de movimientos, para hacer lo que quieras, además, de la manera más segura posible. ¿La mala? Pues que los desplazamientos serán mucho, mucho más largos. “Transformar el tiempo aburrido e improductivo de un viaje en algo útil y para disfrutar, ya sean minutos u horas.” Afirman desde la marca. 

 

Volvo 360c Concept

 

De primeras probablemente pensarás que estamos locos, pero ojo: imagina un viaje Madrid París. Tienes dos opciones: dormir en tu casa, madrugar, viajar hasta el aeropuerto, esperar, pasar una hora y pico en el avión entre desconocidos y con el espacio justo, volver a esperar y viajar hasta el centro. O bien, salir después de cenar, dormir plácidamente en tu apartamento con ruedas, desayunar, leer el periódico, trabajar y rato y llegar a tu lugar de trabajo. Obviamente, para viajar a Tokio no sirve, pero para viajes relativamente cortos, puede ser una interesante alternativa.

 

Hay que plantear nuevas preguntas

“Hemos planteado el Volvo 360C como el punto de partida de un nuevo debate.” Nos afirma Marten Levenstam. “Con más ideas y respuestas a nuestras preguntas podremos aprender más sobre las necesidades del futuro.” El argumento de Volvo está claro, ahora queda saber nuestro punto de vista. Sin duda, el coche autónomo transformará por completo nuestra forma de movilidad, pero todavía quedan muchas preguntas al respecto, preguntas que Volvo hoy se ha empezado a realizar y otras muchas que todavía hoy ni siquiera imaginamos.

Lecturas recomendadas