Pasar al contenido principal

Sea-Doo: las motos también son para el agua

El calor ya ha llegado y ponemos a prueba la nueva gama de modelos de motos de agua Sea-Doo para que sepas cuál es tu opción ideal para disfrutar de tu tiempo libre.

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Seguro que te estás preguntando qué pinta en Top Gear una moto de agua. Y yo te digo: "¿Tú no eres de esos tipos intrépidos a los que les flipan los deportivos y que lo gozan pisando el acelerador a fondo? Pues presta mucha atención, porque aquí hay mucho de eso y seguro que te encanta seguir viviendo esas sensaciones cuando aparques tu coche junto a tu destino costero favorito. Hemos probado toda la nueva gama de motos de agua Sea-Doo para contarte qué modelo se adapta más a tus características. Y si no tienes en mente comprar una, no te preocupes, es muy probable que tengas opción de alquilarla y también te vendrá bien saber cómo es cada una para optar por la más adecuada.

Esta prueba ha tenido lugar en la Costa Azul, concretamente partimos de una pequeña playa de Niza (Francia) donde el distribuidor local de Sea-Doo tiene su escuela y realizamos una ruta por las cercanías para tener opción de probar y fotografiar todas las novedades (te recomiendo que eches un vistazo a la galería principal de fotos, porque no tiene desperdicio).

La gama Sea-Doo 2017 está dividida en dos grupos: Aquascooters y motos acuáticas. El primer grupo es equiparable a los scooters urbanos, pero en versión marítima, es decir, modelos para iniciarse y pasarlo a lo grande, sin necesidad de tener gran experiencia previa y por un precio bastante asequible. El segundo conjunto se divide, a su vez, en otros cuatro subgrupos: Para uso recreativo, de alto rendimiento, de lujo y deportivas (competición).

Empiezo esta prueba a lo grande, a los mandos de una Sea-Doo GTR-X 230, que es el principal modelo de la gama de motos de agua de altas prestaciones. Se trata de un modelo destinado a aquellos que buscan adrenalina pura. Tiene tanta fuerza que, si no estás acostumbrado, apretar el gatillo a fondo y dejar que gane velocidad sin parar te puede suponer tal subidón que puedes no olvidarlo en semanas. Yo que he navegado con ella a 90 km/h, te aseguro que impresiona de verdad.

 

Además, resulta muy equilibrada, porque cuenta con el mismo casco que la GTI (enseguida te explico) y, por tanto ofrece una buena maniobravilidad, y tiene la cubierta del modelo superior, RXP-X.

El motor de esta GTR-X 230 es un Rotax 1500 HO ACE (advenced Combustion Efficiency) sobrealimentado que, en comparación con el anterior modelo 215 tiene intercooler externo que ofrece una mayor capacidad de refrigeración (+75%), más potencia, aceleración y velocidad máxima, pero con un menor consumo y al mismo precio de antes.

Con las pulsaciones un poco más calmadas, bajo un escalón en la gama y me subo a la Sea-Doo GTI, que se encuadra dentro del grupo de modelos para uso recreativo. Está equipada con los nuevos motores Rotax 900 HO ACE de tres cilindros. Se diferencia de las GTI 130 (que ya existía en 2016) por ser casi mil euros más económica y, aunque es algo menos potente (90 CV, frente a 130 CV), logra el mismo 0 a 50 km/h y solo tiene 9,5 km/h menos de velocidad máxima. Además, es una moto 68 kilos más ligera, gracias a que el motor es más liviano y a que monta un casco de material Polytec, que no solo ahorra kilos, sino que es más resistente.

Una vez probada, te puedo asegurar que se trata de un modelo ideal si tu objetivo es alquilar una moto una mañana y pasar un rato divertido y excitante, pero sin arriesgar demasiado. Es una moto superestable, con la que es fácil mantener la línea deseada, es potente y en modo Sport se muestra agresiva. Te va a hacer disfrutar un montón. Además, consume menos que la competencia.

Y he dejado para el final los aquascooters, que son dos: Spark (que ya existía anteriormente) y Spark Trixx. Ambos destinados a hacerte disfrutar desde que aprietas el gatillo por primera vez. No por velocidad, sino por su juguetón comportamiento. En esencia son modelos para disfrutar desde el principio, fáciles de manejar y muy ágiles, ya que el casco inferior está diseñado para ello. Además al ser ligeros, despegan con facilidad en las olas y dibujan una sonrisa en tu cara cada vez que vuelas por encima del agua.

Pero si tengo que recomendar alguno, sin ninguna duda es el Trixx, ya que tiene tres detalles que lo diferencia del Spark y que lo convierten en un juguete que no querras soltar nunca:

- El manillar es fácilmente ajustable en altura por medio de un cierre rápido. Así puedes ganar hasta 150 mm, lo que te ayudará a ganar estabilidad y maniobravilidad cuando busques hacer cabriolas y movimientos de malabarista de las olas. 

- Reposapiés escalonados: permiten retrasar el peso del cuerpo y, por tanto aportan un mayor control cuando la moto se levanta.

- Sistema de trim variable (VTS) de rango extendido: esta opción también esta en la Spark, pero solo con un rango de -4,5º a 7º. Aquí, en cambio, es de -6º a +17º. Es precisamente esto lo que te ayuda a que la moto se levante por si sola y así puedas hacer caballitos con gran facilidad. Y no solo eso, porque entre las nueve posiciones disponibles puedes elegir la más baja para que la proa 'se clave' en el agua y así poder hacer 'trucos' como un auténtico pro.

Y como estas características son tan molonas, incluso han preparado un kit para convertir la Spark normal en una Trixx por unos 1.00 euros adicionales.

La experiencia con esta moto es insuperable. Desde el primer momento te ves capaz de hacer maniobras inverosímilies: caballitos, saltos, giros en el aire. es realmente divertida y fácil de manejar.
 

Estos son los modelos que yo he podido probar, pero a continuación puedes ver el resto de la gama y sus respectivos precios.

Precios de la gama Sea-Doo 2017
Aquascooters:

Spark: 7.099 euros

Spark Trixx: 9.999 euros

 

De recreo:

GTI 900: 11.499 euros

GTI 900 SE (tiene mejor equipamiento): 12.399 euros

GTI SE 130: 13.599 euros

GTI SE 155: 14.699 euros

 

De alto rendimiento

GTR: 16.999 euros

GTR-X: 18.099 euros

RXP-X 300: 20.599 euros

RXT-X 300: 21.499 euros

 

De lujo

GTX Limited S 260: 22.099 euros

GTX Limited 30022.099 euros

 

Deportiva

Wake Pro: 17.499 euros

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear