Pasar al contenido principal

¡Las mujeres ya pueden conducir en Arabia Saudí!

Las saudíes se echaron a la carretera a las 00:00 del pasado 24 de junio para celebrar el fin de la prohibición.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Las mujeres ya conducen en Arabia Saudí

¡Las mujeres ya pueden conducir en Arabia Saudí! No se trata de una broma, sino de una noticia que el pasado 24 de junio ha dado la vuelta al mundo. Aunque parezca increíble, hasta esa histórica fecha las ciudadanas del país árabe no tenían permitido ponerse al volante. De este modo, ya no existe ninguna nación en la Vía Láctea -o eso nos han contado- donde las mujeres no puedan ponerse a los mandos de los automóviles que les de la gana. 

No es de extrañar que después de muchos años de espera, las saudíes se echaran a la carretera 'en masa'. Querían disfrutar de un día histórico y saber qué se siente a los mandos de un vehículo, ya sea éste un Mercedes, un Audi, un Rolls-Royce o un Mini. ¡Que más da la marca! Lo importante es el hecho.

 

 

Como te puedes imaginar, las principales ciudades de la nación del Golfo Pérsico se llenaron de damas con sus flamantes coches. Y claro, muchas de ellas dieron rienda suelta a su alegría y compartieron el momento en las redes sociales. Recibieron una calurosa bienvenida con aplausos del resto de la ciudadanía y ramos de flores que les regalaron los agentes de tráfico. 

Los concesionarios de coches nuevos y las autoescuelas ya se están frotando las manos con la progresista medida. Conociendo la expectación que ha despertado la decisión y el poder adquisitivo de la región, tendrán que dar números como en la frutería.

La iniciativa ha partido del príncipe Mohammed bin Salman, quien está dando pasos hacia la modernización del país. De hecho, la noticia se integra en un ambicioso plan llamado Vision 2030 con el que trata de dinamizar la economía del reino.

 

 

La independencia y libertad de movimientos será una de las consecuencias de que las mujeres ya puedan conducir en Arabia Saudí. De hecho, hasta ahora si se querían desplazar en coche debían contratar un chófer, aunque fuera para ir de compras. Al margen de las actividades lúdicas, también abre un gran abanico de posibilidades en el campo laboral.

Otro paso más a favor de los derechos de las mujeres. Bienvenido, aunque sea una actividad que en el resto del planeta ya resultaba habitual desde el siglo pasado.

Imagen portada: Twitter

 

 

 

Lecturas recomendadas