Pasar al contenido principal

'Líneas quebradas' y 'dientes de león': para qué sirven las nuevas señales de la DGT

Señalización experimental 'dientes de león' de la DGT

Aún se está comprobando su efectividad

La DGT sigue investigando sobre nuevas señales dirigidas a los conductores y ahora está experimentando con dos nuevas que es probable que hayas visto: los denominados ‘dientes de león’ y las ‘líneas de borde quebradas’, pero ¿para qué sirven? Hoy, te lo contamos.

Ambas han sido dadas a conocer en el perfil de Twitter del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Se trata de dos señales que se están probando en estos momentos en la travesía de la N-122 Nava de Roa, en Burgos, y aún se está comprobando su efectividad.

La primera, llamada ‘dientes de león’ consiste en unos triángulos pintados a ambos lados del carril y ha sido ideada con el objetivo de que los conductores reduzcan la velocidad dado que están entrando en una travesía. En teoría, su presencia hará que los usuarios de la vía se percaten de la situación y aminoren su velocidad. 

Por otro lado, las ‘líneas de borde quebradas’ se sitúan en los laterales de la calzada y su única función por el momento es advertir de la presencia de un paso de cebra en las inmediaciones. Esta señalización aparecería en los 30 metros previos al paso y además podría situarse en zonas con poca visibilidad, de manera que se ayude a reducir los atropellos.

En cualquier caso, aunque sobre el papel estas señalizaciones deberían tener un efecto, aún debe ser comprobado en el uso real de la vía. Y es que el ministerio reconoce que “la percepción es muy distinta cuando se circula que la que se obtiene con el diseño sólo en papel".

Por ello, han sido situadas en este punto concreto, donde se recopilará la información del comportamiento de los conductores en la zona. Asimismo, está previsto que se plantee una encuesta a los usuarios para que den su opinión al respecto antes de tomar la decisión de convertir o no estas señales en algo definitivo.

Y además

Buscador de coches