Pasar al contenido principal

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: ¡dos alternativas de altura!

¿Buscas un SUV premium? Hay vida más allá de Alemania.

SUV premium lujo compacto frontal faros led

El Jaguar E-Pace es uno de los SUV más interesantes de los últimos tiempos: tiene un diseño bastante afilado y un gran comportamiento dinámico. A todo ello se suma el toque premium de Jaguar y los motores Ingenium que destacan por su gran eficiencia. Ahora bien, entre los SUV premium, la batalla es feroz: más allá de los BMW X1, Audi Q3 o Mercedes GLA, hay un contrincante que acaba de llegar y que nos gusta, mucho: el nuevo Volvo XC40. ¿Es mejor el Jaguar E-Pace o el Volvo XC40? ¿Es el tamaño importante? ¿Cuál hay que comprar?

 

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: diseño

Para gustos colores, pero lo que está claro es que los dos apuestan claramente por el diseño y por la imagen. El Jaguar apuesta por un diseño más afilado y de aspecto dinámico, con una gran toma de aire y detalles que nos recuerdan al Jaguar F-Type y, a su vez, a algunos deportivos míticos de la marca. El Volvo XC40, no obstante, apuesta por una imagen más robusta y portentosa, con un aire off-road algo más trabajado pero sobretodo enfatizando en esa sensación de coche seguro y de alta protección hacia sus ocupantes. No obstante, pese a sus líneas más cuadradas, luce moderno gracias a los numerosos detalles tecnológicos que luce, como el martillo de LED’s en sus faros frontales. ¡Detalles que molan!

 

 

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: interior

Estos dos coches nuevos son relativamente compactos: 4,39 metros el Jaguar y 4,42 metros el Volvo. Son apenas 10-15 centímetros más largos que compactos como el Seat León. Eso hace que el espacio interior no sea enorme, sino más bien suficiente para que cuatro adultos puedan viajar adecuadamente durante un viaje largo: cinco lo tendrán más complicado. Si buscas un habitáculo amplio y un gran maletero, quizás este tipo de vehículos no sean para ti. 

 

Volvo XC40 2018 SUV compacto lujo nuevo

 

En cuanto al apartado estético, los dos coches lucen sensacionales: aquí el Volvo luce todavía más tecnológico y minimalista gracias a un interior heredado directamente del Volvo XC90, su hermano mayor. También destaca el buen acabado general del conjunto y unos asientos que son de lo mejor del segmento. El Jaguar también sigue la tendencia de diseño de otros hermanos de su gama, aunque quizás sea demasiado convencional en términos de diseño: lo que parece claro es que tanto por acabados como por tecnología, no tiene nada que envidiar al modelo sueco. Los dos son ejemplares tanto en términos de diseño como de calidad general.

 

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: comportamiento

Es importante apuntar que ambos modelos cuentan con tracción integral permanente, aunque hay que reconocer que el Jaguar es el único que lo ofrece en todos los niveles de potencia. El Volvo también la ofrece en la mayoría de versiones salvo en el motor de gasolina menos potente, de 156 CV. En cuanto a comportamiento las diferencias parecen evidentes: el Jaguar apuesta por un comportamiento dinámico de primera, deportivo, eficaz e incluso divertido. Pensado únicamente para sobrevivir dentro del asfalto. En cambio el Volvo apuesta más por el confort y el refinamiento general sobre el asfalto y unas cotas algo más interesantes para salir, esporádicamente, fuera de él. Ambos coches son muy válidos para viajar, aquí los pequeños matices y preferencias personales marcan la diferencia.

 

 

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: motores

Las gamas de motores de estos dos SUV me parece verdaderamente muy interesantes. Son más o menos parecidas, aunque con matices. Los motores del Jaguar E-Pace apuestan principalmente por el diésel, así como por el cambio automático, disponible obligatoriamente en todos los motores salvo en las versiones diésel menos potentes. Existen tres versiones diésel (150, 180 y 240 CV) y dos gasolina (250 y 300 CV): todas las versiones de más de 200 CV vienen con tracción integral y cambio automático de serie. Una gama completa e interesante, aunque quizás pueda echar en falta una versión de gasolina menos potente y con un precio algo más ajustado: ¡son horas bajas para el diésel!

La gama mecánica del Volvo XC40, en cambio, apuesta claramente por la gasolina, con tres versiones diferentes, por solamente un motor diésel de 190 CV a día de hoy (más adelante se sumará otro con 150 CV). Las versiones de gasolina comienzan en un pequeño cuatro cilindros de 1,5 litros turbo de 156 CV, mientras que continúa con un dos litros y dos niveles de potencia: 190 y 247 CV. Al igual que el Jaguar, la mayoría de versiones cuentan con cambio automático, salvo la versión de acceso.

 

 

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: equipamiento

Aquí perderé poco el tiempo: las diferencias son pequeñas. Los dos son SUV premium y cuentan con equipamiento como tal. El Jaguar cuenta con cinco niveles de equipamiento, básico, S, SE, HSE y First Edition, este último equipado hasta los topes. El Volvo cuenta con cuatro acabados: Base, Momentum, Inscription y R-Design. Estos dos últimos cuentan con un equipamiento similar pero con dos imágenes muy diferentes, el primero enfocado al lujo y el confort y el segundo más orientado hacia la deportividad y un aspecto más dinámico. Por supuesto, la lista de opciones en ambos casos es grande y, equipados hasta los topes, pueden equipar de todo: sistemas de navegación de última generación, equipos de audio de alta fidelidad, tapicería de cuero, techo panorámico, llantas de diferente diseño y tamaño, etc. ¡Lo que esperas en un SUV de este nivel!

 

Jaguar E-Pace SUV compacto lujo

 

Jaguar E-Pace o Volvo XC40: precio

Llegamos al precio y aquí el Jaguar es donde más tiene que sufrir: el precio base del modelo británico es de 37.450 euros, mientras que en el Volvo, con un motor 6 CV más potente y un equipamiento similar, es de 30.950 euros. ¡Menuda diferencia! Tomando como referencia un motor diésel potente, tracción integral, cambio automático y un nivel de equipamiento alto, las diferencias se mantienen…¡o incluso se agrandan! Un Jaguar E-Pace diésel con 180 CV, tracción integral, cambio automático y acabado HSE, se va hasta los 59.000 euros. Un Volvo XC40 diésel con 190 CV, tracción integral, cambio automático y acabado Inscription cuesta 44.547 euros. ¡No hay nada más que decir, señorías!


 

Lecturas recomendadas