Pasar al contenido principal

Magnus Walker: uno de los mayores coleccionistas de Porsche 911

Pocos le conocerán, pero no le juzgues por su apariencia. Es una leyenda, y tienes un documental para poder descubrirla.

Si el nombre de Magnus Walker no te suena, hay que solucionarlo. Para eso estamos aquí, porque si además te gusta (o estás enamorado, muy probablemente) del Porsche 911, debes conocer a este coleccionista que ensalza el lema de Urban Outlaw a bordo de sus coches clásicos.

Así son los Porsche 911 estilo JDM de Akira Nakai y RAUH-Welt Begriff

Llegado a Estados Unidos desde Inglaterra a finales de la década de los 60', sin estudios y en el seno de una humilde familia que quiso buscarse el futuro. A los pocos años consiguió su primer Porsche y trabajó como diseñador de moda, modificador de coches y actualmente, es uno de los grandes coleccionistas de la marca a sus 54 años.

Del amor por los Porsche 911 al negocio

VIDEO

Urban Outlaw - Magnus Walker

Aficionado al rock, lleno de tatuajes, con una larga barba y rastas en la cabeza. Con un estilo desenfadado que recuerda incluso a Akira Nakai san (¿será que esto de los Porsche 911 les empujan a ello?). De niño, su padre le llevó a una feria de coches en Londres donde pudo ver por primera vez un Porsche 911 Turbo 964 con la decoración de carreras de Martini Racing.

Y allí empezó su obsesión. Un flechazo instantáneo. También se aficionó a la Fórmula 1 y las carreras de resistencia, como las 24 Horas de Le Mans, gracias a su padre. 

Prueba del Porsche 914/6: un coche que merece nuestro respeto

Cuando llegó a Los Ángeles, fundó una pequeña tienda de ropa en Venice Beach donde vendía prendas personalizadas. Negocio con el que hizo fortuna junto a su novia y que le dio la posibilidad de conseguir su ansiado trofeo: compró un Porsche 911 de 1974 rojo con el capó plano, emulando al famoso Porsche Flachbau.

Su negocio siguió creciendo con el paso del tiempo, haciendo uso de un exquisito gusto artístico que les llevó a decorar su casa de una forma retro y rockera y a recibir solicitudes de alquiler por parte de estudios de vídeo, series, películas o de la industria musical.

Una habilidad de conducción legendaria

Magnus Walker conduciendo uno de sus Porsche 911
Magnus Walker conduciendo uno de sus Porsche 911.

Porsche

A principios de los 2000 se convirtió en instructor del Porsche Owners Club de Estados Unidos, llevando a miles de socios a lo largo de los años a realizar trackdays junto a sus máquinas alemanas. Pero esa vida era ocupada y muy cara, así que unos años más tarde decidió dedicarse totalmente a su pasión: la colección y modificación de los Porsche 911.

Posee unos 50 coches modificados a su gusto, entre clásicos como el Porsche 911 Turbo 964 y más modernos. Y no, no es precisamente adinerado, porque como él ha dicho en más de una ocasión, la mayoría de esos coches estaban abandonados o en pésimas condiciones.

Así es el genial homenaje de Singer al Porsche 911 Turbo

Su trabajo de restauración es sublime, y se trata de uno de los preparadores estéticos más codiciados del mundo, como lo son los Porsche RWB de Akira Nakai. Además, suele conducirlos habitualmente por Los Ángeles, bajo la firme creencia de que es un desperdicio tenerlos en una colección inmóviles.

De hecho, se trata de un habilidoso piloto tanto en carretera como en circuitos, con personas que han presenciado su conducción afirmando que al volante de un Porche 911 de cualquier generación, es sencillamente un diablo.

El día del cambio por la tragedia personal

Magnus Walker en uno de sus Porsche 911.
Magnus Walker en uno de sus Porsche 911.

Porsche

En 2015, desafortunadamente, falleció su esposa Karen Caid Walker, de la que se enamoró algunos años atrás locamente por su estilo personal, de vestir y por el coche con el que llegó a su primera cita: un Cadillac de la vieja escuela. En el documental y en entrevistas, Walker prefiere no hablar del tema.

Sencillamente, Karen se fue de una forma inesperada y de noche, y esto dejó completamente roto al británico. La inseparable pareja vivió junta en la afición por la automoción, e incluso Walker posee un par de tatuajes por ella y llegó a adquirir otros Porsche después de convencerle.

Porsche 911 277 de Magnus Walker, su coche más icónico.
Porsche 911 277 de Magnus Walker, su coche más icónico.

Sin duda, Walker es una persona magnética. Alguien que suele dar charlas a lo largo del mundo sobre superación personal y sobre automoción. Una persona cuyo estilo y amor por los coches ha sobrepasado fronteras y que la propia Porsche tiene en gran estima.

En la actualidad, sigue residiendo en la ciudad de Los Ángeles junto a su colección, entre la que destaca su Porsche 911 turbo 964 Nº 277, con una decoración realmente especial de la que incluso Nike realizó una edición limitada de zapatillas.

Y además

Buscador de coches