Pasar al contenido principal

Las 21 claves para seguir las 500 Millas de Indianápolis

Si con este manual de urgencia no entiendes la carrera americana, pide hora en el médico.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Guía de primeros auxilios de la IndyCar

Con las 21 claves de las 500 Millas de Indianápolis vas a conocer lo esencial para comprender y no perderte nada de la mítica prueba. Desde que Fernando Alonso anunció que disputará el próximo 28 de mayo la Indy500 nos hemos tenido que poner al día sobre el tema. Esperamos que esta guía de primeros auxilios automovilísticos sea útil. Por cierto, si quieres conocer Dónde ver las 500 Millas de Indianápolis, aquí tienes la respuesta.

No te pierdas: Los horarios de Indianápolis

Bueno, pues estas son a nuestro parecer las principales claves de la Indy500: 

1.   Las 500 Millas de Indianápolis es la prueba de monoplazas más famosa de Estados Unidos.

2.   Junto al GP de Mónaco de F1 y  24 Horas de Le Mans, la Indy500 forma parte de la triple corona del automovilismo que quiere conseguir Fernando Alonso

3.   Se celebra desde 1911 en un circuito oval de 2,5 millas ( 4,023 km) llamado Indianapolis Motor Speedway con capacidad para 275.000 espectadores.

4.   La carrera en la que compiten 33 coches que promedian velocidades de 223,6 millas por hora (360 km/h), se disputa a 200 vueltas y suele durar más de tres horas. Prepara los refrescos y las palomitas. 

5.   Se efectúa una media de 6 paradas en boxes y cada stint ronda los 30 giros.

6.   El trazado está compuesto por dos rectas con más de un km de longitud cada una que conectan con cuatro largas curvas de 90 grados y cuyo peralte es de 9 grados.

7.   La línea de meta está compuesta por una yarda de ladrillos o Brickyard, uno de los nombres por los que se conoce al circuito.

8.   Los muros son un peligro constante para los corredores que puede perder la victoria en el último instante, como le pasó a J.R. Hildebrand en 2011. Si no te lo crees, mira el vídeo bajo estas líneas.

 

 

9.   La velocidad máxima que se alcanza a final de recta ronda las 243 millas por hora (390 km/h).

10. Los coches invierten unos 39 segundos en completar una vuelta.

11. El estilo de conducción y la táctica empleados en un circuito de la Categoría Reina no sirven para nada en el famoso óvalo. Por eso, junto a la velocidad, la habilidad para rodar con mucho tráfico y coger rebufos resultan cruciales. Además, las diferencias entre un coche de la IndyCar y de la F1 son bastantes grandes.

12. Muy Importante: En las 500 Millas de Indianápolis, las vueltas se miden por la velocidad media que se alcanza en cada de ellas, mientras que en la F1 se tiene en cuenta en tiempo invertido.

13. La clasificación se celebra este sábado y mañana domingo. En la sesión de hoy (17:00 a 23:30 en España) cada piloto rueda en solitario cuatro vueltas seguidas que establecen la velocidad media total que han conseguido.

 

 

14. Los nueve mejores pilotos del sábado se disputan el domingo la pole en la Fast Nine a partir de las 23:00 en nuestro país. Salen a pista para recorrer cuatro giros y lo hacen en orden inverso a sus marcas, es decir, primero lo hacen los peores. 

15. James Hinchcliffe firmó la pole del año pasado con una media de 230.760 millas por hora (371,2 km/h) en sus cuatro vueltas y un crono de 2:36.006. Bru-tal. 

16. El sábado antes de la carrera, tiene lugar una cabalgata por las calles de Indianápolis organizada por la Indy500. Es es-pec-ta-cu-lar.

17. La frase Ladies and gentlemen, start your engines!, supone el arranque de la carrera. Desde ese momento los coches inician cuatro vueltas de formación. En la última de ellas se disponen en filas de tres vehículos y cuando éstos alcanzan la línea de meta, comienza la lucha. 

18. Recuerda que en España la competición se pone en marcha a eso de las 18:20, ah y que si llueve, no se corre porque en Estados Unidos solo usan gomas lisas.

 

 

19. No te pierdas las masivas paradas en boxes, parecen el metro en hora punta.

20. A diferencia que en la F1, en las 500 Millas solo se reserva la gloria para el vencedor y su coche. Estos acceden al parque cerrado conocido como Victory Lane, donde la tradición manda que el triunfador beba leche y no champán tras recibir una corona de laureles. Para el segundo y tercero, ni las raspas.

21. El ganador recibe una réplica a pequeña escala del impresionante trofeo Borg-Warner.

Si después de leer las claves de las 500 Millas de Indianápolis, quieres echar un ojo al coche de Fernando Alonso en la cita yanqui, aquí tienes una galería de imágenes.

 

 

Lecturas recomendadas