Pasar al contenido principal

Las flipantes fotos de F1 hechas con una cámara de 104 años de antigüedad

El autor de las instantáneas es todo un (retro) artista. Como molan.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Seguramente que harto de ver las típicas fotos de F1, Joshua Paul ha decidido distinguirse del resto de reporteros gráficos. Y vaya que si lo ha conseguido. ¿Cómo? Pues retratando la atmósfera y la esencia de la F1 como no lo hacía nadie desde hace más de un siglo. Como herramienta, una cámara Graflex 4x5 de 1913 que le regaló a cambio de una ayudita un profesor suyo de la escuela californiana donde estudiaba.

Y no te creas que resulta sencillo trabajar con dicha cámara, puesto que solo permite realizar 20 fotos, lo que obliga a seleccionar con bastante antelación y mucha precisión los planos que se deseen captar. Por cierto, también requiere tener un pulso de neurocirujano.

A pesar de estas dificultades técnicas, está claro que Joshua se ha adaptado muy bien a su máquina de 104 años de antigüedad. Si no nos crees, solo tienes que echar un ojo a la galería de imágenes que te hemos preparado. Allí te vas a encontrar unas fotos en blanco y negro con un rollito retro muy molón.

Está claro que Joshua es todo un artista y eso que llegó al mundo del Gran Circo por casualidad en 2013. En ese año viajó a Barcelona para asistir a un concierto y como sabía que en ese finde se disputaba el GP de España se pasó por allí. Y desde entonces (casi) no se ha separado de los monoplazas. Felicidades, amigo.

 

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear