Pasar al contenido principal

Así atropelló Raikkonen a un mecánico en un pit stop en Baréin

El operario ha sido operado con éxito de una rotura de tibia y peroné.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Kimi atropella a un mecánico en Baréin F1 2018

¿Te acuerdas de las peores paradas en boxes de la Fórmula 1? Pues hoy tenemos una nueva y escalofriante entrega ofrecida por los maestros de la especialidad: La Scuderia.

Los peores pit stop de la Fórmula 1 

En el siguiente vídeo verás cómo Kimi Raikkonen atropelló a un mecánico de Ferrari en un pit stop en el GP de Baréin F1 2018. Por fortuna el herido, Francesco Cigarini, ha sido operado con éxito de una rotura de tibia y peroné en su pierna izquierda en un hospital de Manama, capital de aquel país del Golfo Pérsico. A pesar de todo, hay que decir que tuvo suerte porque la cosa podía haber sido mucho peor. 

 

 

El accidente sucedió en la vuelta 36 y tras una fatídica visita al garaje en el Circuito de Sakhir. El finlandés vio el semáforo verde y arrancó, arrollando al encargado de la rueda trasera izquierda. En las espeluznantes imágenes se puede apreciar cómo ese neumático atrapa y pasa por encima de una de las extremidades inferiores del mecánico.

A través de otro plano cenital se observa cómo el monoplaza rojo da un pequeño salto, como si hubiera aplastado algún objeto -humano- en su camino. Se nos ponen los pelos como escarpias.

 

 

Inmediatamente el equipo se apercibió de lo sucedido y ordenó a Kimi que se detuviera. Por cierto, extrañamente la goma trasera izquierda no había sido reemplazada cuando el SF71H ya estaba en marcha.

 

 

¿Quién se equivocó o qué falló?

En el atropello de Kimi Raikkonen a un mecánico de Ferrari se producen una concatenación de errores que vamos a explicarte. La mayor cagada viene de la mano del 'hombre del gato'. Situado en la parte posterior del monoplaza, bajó el coche al suelo antes de tiempo.

Ese es el movimiento que indica que todos los mecánicos han completado el 'cambio de zapatos' en el coche. Pero repasando las secuencias, resulta evidente que la rueda trasera izquierda no había sido reemplazada por algún problema con ella. Por tanto, error del 'hombre del gato' que no se percató de dicha circunstancia.

 

 

Al margen del evidente fallo humano, se produjo otro de orden técnico. Cuando los mecánicos finalizan esta operación pulsan un botón. Inmediatamente en el display del volante del bólido aparecen unos testigos luminosos verdes.

Además, ¿por qué el semáforo se puso de ese color para Kimi? Sin esa señal JA-MÁS se puede abandonar la posición. Sí, eso deja otra duda. Que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

Esperamos que no se repita nunca más un atropello como el de Raikkonen a un mecánico de Ferrari. Y desde Top Gear, le deseamos una total y rápida recuperación al amigo Francesco.

 

Lecturas recomendadas