Pasar al contenido principal

Así era el Datsun 240Z que homenajea el Juke Hybrid Rally Tribute Concept

Datsun 240Z vencedor del Rally Safari 1971
Nissan

Un coche que hizo historia hace décadas

Recientemente se ha hablado mucho del Nissan Juke Hybrid Rally Tribute Concept, un modelo único que pudimos probar hace poco en Marruecos. Sin embargo, no se ha hablado tanto del coche al que homenajea: el Datsun 240Z que venció en el Rally Safari de 1971 y 1973.

Puede que un Nissan Z hubiese sido una opción más interesante para recordar estos logros, ya que el protagonista es realmente su antecesor, pero no le daremos más vueltas a esta idea. Hoy hablamos de aquel deportivo de hace más de 50 años, ya que fue capaz de salir victorioso en una de las pruebas más desafiantes de la época.

En los años 70, el Rally Safari era una prueba de fuego para hombres y máquinas. Nissan quiso enfrentarse a ella y, para ello, decidió llevar una versión modificada del Datsun 240Z, conocido en Japón como Fairlady Z. Eso sí, dado que el entorno de la prueba iba a ser realmente difícil para conducir, había que realizar varias mejoras sobre el modelo base.

De entrada, la marca elevó la altura de la suspensión de este coupé y cambió las ruedas por otras con neumáticos más grandes y específicos para tierra. Además de esto, en el capó se colocaron dos focos auxiliares, así como otros dos cercanos al pilar A. Esto, junto a unos nuevos guardabarros y pintura, resumía el exterior del llamado Safari Rally Z.

Datsun 240Z en el Rally Safari de 1971
El Datsun 240Z, en el Rally Safari de 1971
Nissan

Se podría decir que los cambios por fuera eran sutiles y estaban orientados a la funcionalidad. Lo mismo sucedió con el interior, que permaneció sin grandes cambios. Sin embargo, lo que sí recibió más modificaciones fue la parte mecánica, ya que era necesario un plus de prestaciones para hacer frente a esta competición.

Así, el motor de este 240Z de rally era el conocido bloque L24 que la marca utilizaba en algunos de sus modelos, pero con algunas variaciones. Era un propulsor de seis cilindros en línea, pero su potencia original de unos 150 CV fue aumentada hasta los 215 CV, lo que suponía una gran diferencia respecto de la versión de calle.

Con esta fuerza para mover un coche con un peso de apenas 1.000 kg, Edgar Hermann y Hans Schuller pudieron hacerse con la victoria en el Rally Safari de 1971, seguidos de otra de las unidades llevadas a esta prueba y con la restante cruzando la meta en séptima posición. 

Dos años después, la marca logró otra victoria aquí y eso incrementó aún más la fama del Datsun 240Z, así como la de Nissan en el mundo de la competición. Sin embargo, el primer triunfo es el que siempre ha sido recordado como el más especial para la historia de la marca y de este modelo. Tanto es así, que aquel coche ganador fue restaurado en 2013, quedando tal y como estaba en 1971.

Y además

Buscador de coches