Pasar al contenido principal

Este Nissan GT-R de 1.600 CV alcanza 340 km/h en media milla

Puro músculo.

Imagen de perfil de Álex Morán
Nissan GT-R

Aunque hoy por hoy el rey de las carreras de drag (sin contar los eléctricos) sea el McLaren 720S, las dragstripes también llevan mucho tiempo dejándonos ver lo que los preparadores son capaces de hacer con el Nissan GT-R. Godzilla lleva ya bastante tiempo en el mercado (nada menos que 11 años, se lanzó en 2007), pero todavía sigue dando guerra con constantes mejoras y potenciaciones varias.

 

El ejemplar que traemos hoy tiene bajo el capó la nada desdeñable cifra de 1.600 CV de potencia. Se dice pronto, pero supone prácticamente multiplicar por tres la cantidad de caballos que trae su motor, un bloque 3.8 V6 biturbo (570 CV). Lógicamente el propulsor ha debido recibir muchas modificaciones por parte de GoshaTurboTech, sus creadores, aunque parece que mantiene de serie la caja de cambios automática de doble embrague y su tracción integral a las cuatro ruedas, algo indispensable para poder gestionar de manera adecuada tanto poderío.

El Nissan demuestra lo que sabe hacer en cinco sprints de media milla, consiguiendo en los dos primeros atravesar la línea de meta a velocidades de alrededor de 335 km/h y alcanzando cifras ligeramente superiores en los dos últimos. Sin embargo es la tercera la tanda la que mejor resultado tiene, consiguiendo a alcanzar los 340 km/h.

En alguna de ellas se ve como al estar al fondo pierde hasta alguna pieza que sale volando, y en alguna incluso tiene que tirar del paracaídas que lleva incorporado en la zaga para frenar. Una auténtica bestia salida del infierno,  como bien apunta tanto su vinilo llameante como el nombre que le han puesto sus creadores: Lucifer.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas