Pasar al contenido principal

Hamilton amenaza a la F1 por sus joyas y, de momento, se sale con la suya

Lewis Hamilton Zonda

Hamilton vuelve a dar de qué hablar... y no por lo que hace en pista

Lewis Hamilton continúa con su lucha... fuera de la pista. El siete veces campeón del mundo ha respondido a la norma obligatoria de competir sin joyas ni piercings con una amenaza contundente, la de dejar de correr, y por el momento se ha salido con la suya: la FIA le permitirá competir en Miami con el pendiente de la nariz.

Los nuevos directores de carrera de la F1, Eduardo Freitas y Niels Wittich, habían recordado a los pilotos la norma de competir sin joyas (piercings, collares, anillos...) por seguridad, ya que en caso de accidente, este tipo de artículos podría llegar a suponer un peligro. Ningún piloto puso problemas importantes, estuviera más o menos de acuerdo... salvo Lewis Hamilton.

Al campeón británico esta normativa no le ha hecho ninguna gracia, y en Miami, donde terminaba la moratoria dictada por la FIA, se presentó en la rueda de prensa oficial con tres relojes, varios collares, anillos... y dejó claro que, si tenía que dejar de correr en la F1 lo haría, pero se negaba a dejar sus joyas en el box.

"No he podido conseguir más joyas para hoy... pero aún así, creo que (la normativa) es como dar un paso atrás. Si piensas en los pasos atrás que estamos dando en el deporte, y al mismo tiempo en los problemas más importantes en los que tendríamos que centrarnos y realmente presionar... He estado aquí duante 16 años y he usado las joyas durante esos 16 años", dijo Hamilton ante los medios.

"En el coche solo llevo los pendientes y el aro de la nariz, que ni siquiera me puedo quitar, así que el debate me parece innecesario", añadió, antes de mandar un aviso a la FIA y asegurar que está preparado para dejar de correr si no puede pilotar como él quiere hacerlo: "Tenemos un piloto reserva, así que estamos preparados para el fin de semana".

Hamilton
Motorsport Images

La historia no acabó ahí. De hecho, este solo fue el inicio. Los equipos, antes del comienzo de los primeros entrenamientos libres, debían entregar un documento en el que certificaban que los pilotos estaban preparados para competir sin joyas y con ropa interior ignífuga, algo que también dicta la normativa de la FIA.

Las distintas escuderías entregaron la documentación requerida, también Mercedes, después de alcanzar un acuerdo con la Federación por las joyas de Hamilton. Según publica la web 'The Race', Hamilton se habría quitado los pendientes, aunque habría dejado el aro de la nariz (que asegura no se puede quitar), tras darle la FIA un permiso especial por dos carreras.

De acuerdo con lo que publica la web Motorsport.com, tras la rueda de prensa oficial, Hamilton se reunió con la comisión médica de la F1, donde le explicaron que las medidas no tenían nada que ver con eliminar la libertad de expresión, y que se basaba únicamente en la seguridad.

En base a ello, Hamilton acordó quitarse tantas joyas como pudiera este fin de semana, y ahora tendrá hasta el GP de Mónaco, que se celebra a finales de este mes, para retirar todas las joyas de su cuerpo, incluidas aquellas que le sea más difícil.

Y, después de todo esto, está el tema deportivo. Mercedes ha tenido un inicio de temporada desastroso, ni siquiera están en la lucha por el título, y Hamilton está a 21 puntos de su compañero, George Russell. Mientras tanto, él habla de las joyas... 

Etiquetas:

Fórmula 1

Y además

Buscador de coches