Pasar al contenido principal

Un poquito de historia: cuando los DS ganaban rallies

DS y su relación con la competición.

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Citroën DS21 viejas glorias

Sí, es cierto que la marca DS y los rallies siguen manteniendo aún una buena relación de conveniencia y, que concretamente, el DS3 R5 de rallies siga corriendo por los tramos de diferentes campeonatos de rallies por el mundo.

También que el DS3 world rally car fuera un vehículo laureado casi hasta el final de sus días competitivos, sobre todo en manos de Sebastien Loeb junto a su compañero Daniel Elena y que, como WRC finalizaría su vida al acabar la campaña de 2016, con la llegada del coche nuevo para la nueva era del Mundial de Rallies, el C3 WRC en 2017, aquel DS tiene la responsabilidad de hacer que muchos relacionemos la marca que perteneciera a Citroën con los triunfos en competición.

 

Pero más allá de aquel bello DS3 WRC o el DS3 R5 hubo un pasado en el cual los Citroën competían también con los modelos DS, un pasado muy lejano al que vamos a volver.

Los orígenes de los DS de rally

Hay que remontarse a la década de los 50 del siglo pasado. El modelo Citroën DS de producción empieza a salir de las fábricas en 1955 y no será hasta 20 años después cuando cese su comercialización.

Viejas glorias: Lancia Delta Integrale

Este modelo es un turismo que aparece en tres carrocerías, de cuatro puertas, familiar de cinco y de dos puertas descapotable. Los acabados y las motorizaciones son las que dan lugar a sus versiones. La más modesta es la DS 19 que hace referencia al bloque de 1.911 cc, la de 1.985 (DS 20), otra de 2.125 (DS 21) y la más grande de 2.347 conocida como DS 23.

 

Con dos décadas en el concesionario y sus cualidades mecánicas donde aparece la famosa suspensión hidroneumática, permite extender desde el principio su popularidad en las calles y en las competiciones, de tal forma es así que ya en 1956 se recoge la participación de un DS 19 en la edición del Mille Miglia y en el rally 1000 lagos finlandés y en 1962 la primera victoria, dentro del Europeo de Rallyes con Pauli Toivonen a los mandos del DS 21.

En 1959 el Rally Montecarlo sería ganado por la versión más modesta, el IS 19, llegando su primer gran triunfo como DS propiamente, según la inscripción, en el rally monegasco, llegaría en 1966.

Durante la década de los 60 cosecha otras victorias importantes como el en Rally de Córcega, el de Portugal y es habitual verlo llenando las listas de participantes.

Las últimas temporadas de los DS no fueron tan brillantes como sus inicios. En 1975, dentro del recién creado Mundial de Rallies, el DS 23 del equipo Citroën Competition consiguió el que sería su último mejor registro, un cuarto puesto en el Rally de Marruecos y dos años antes, en 1973 el mismo equipo llega al podio con un segundo lugar también en las mismas tierras africanas.

El retorno de DS al WRC

El Mundial recibió una revolución tecnológica en la temporada 2011, la desaparición de los primeros y `modernos´ world rally cars dio paso a una segunda generación.

Con la comercialización del DS3 y sustituyendo al C4 WRC, la firma aún bajo el paraguas de Citroën apareció en el Mundial de Rallies con la laureada pareja formada por Sebastien Loeb y Daniel Elena y el que sería su, digamos, sucesor en muchos sentidos, Sebastien Ogier y su copiloto Julien Ingrassia.

Su vuelta sería triunfal: debut en el campeonato de 2011 con victoria 10 de las 13 pruebas ese año, cinco por piloto.

Los siguientes años empezarían a ser difíciles para Citroën tanto que su presupuesto se reduce y llega la retirada de Loeb a finales de 2013, quedando la escuadra en jaque. En ese año, el piloto cántabro Dani Sordo consigue su primera y única victoria mundialista en el Rally de Alemania.

Los resultados no volverían a ser brillantes y solo los triunfos de Kris Meeke en 2016 en Portugal y Finlandia los últimos, a nivel mundial del DS3 WRC, darían a este modelo un final honroso.

Tienes la información de todos los modelos de DS en nuestras fichas.

Lecturas recomendadas