Los 10 momentos más memorables del GP de Malasia: ¡Ciao, Sepang!

El Circuito de Sepang siempre ha sido testigo de un montón de batallas, salidas de pista y polémicas. Ahí van los momentos más espectaculares en la historia del GP de Malasia.  

Imagen de perfil de Javier Prieto
Momentos memorables del GP Malasia F1

Con los momentos más memorables del GP de Malasia, queremos homenajear a la cita asiática que este año se despide del calendario de Fórmula 1. Los motores no volverán a rugir en Sepang, tras 19 años de batallas, polémicas y algunas hazañas inolvidables en su asfalto.

La eterna amenaza de lluvia y el clima cambiante, han hecho de esta prueba un espectáculo emocionante e imprevisible. Sebastian Vettel es el rey de Kuala Lumpur con 4 victorias, sin olvidarnos de las 3 obtenidas por Fernando Alonso, quien firmó su primera pole y podio en tierras asiáticas. Para el asturiano que allí venció con tres escuderías distintas, es uno de sus trazados fetiche. Y qué decirte de las hazañas de Michael Schumacher, uno de los mejores pilotos de todos los tiempos.  Vamos al lío.

Irvine, primer vencedor en Sepang 

Arrancamos nuestro ranking de los momentos más memorables del GP de Malasia con el estreno de la prueba. La primera edición del GP de Malasia se disputó el 17 de octubre de 1999 y su vencedor fue el piloto norirlandés Eddie Irvine a los mandos de un Ferrari. Michael Schumacher (Ferrari) y Mika Häkkinen (McLaren-Mercedes) completaron el podio.

 

 

Schumi reina en el caos

El GP de Malasia en 2001 estuvo repleto de incidencias incluso antes de darse la salida. Esta tuvo que ser abortada, primero, porque un bólido se había quedado atravesado en medio del asfalto al confundirse de posición en la parrilla.

 

 

Y después, porque otro coche no arrancó. Así comenzó el lío en una de las carreras más caóticas que se recuerdan. Por si fuera poco, en la tercera vuelta llegó el diluvio universal. La competición se transformó en una aventura marítima. Las salidas de pista, incluyendo Barrichelo y Schumi, se multiplicaban. Y las entradas en boxes se sucedían.

 

 

Por si fuera poco, asistimos a uno de los peores pit stops de todos los tiempos. Los mecánicos de Ferrari tardaron más de ¡un minuto! en cambiarle las gomas al coche de Rubens Barrichelo. El motivo de esta demora, pues que no encontraban todos los neumáticos para mojado y entonces ¡le colocaron uno para seco! Se dieron cuenta a tiempo. Menos mal. A pesar de esta faena, el brasileño terminó segundo detrás de Schumi. Desde luego que en ese año se vivieron varios de los momentos más espectaculares del GP de Malasia.

 

 

Raikkonen y Alonso alcanzan la gloria

Kuala Lumpur 2003 es recordada con mucho cariño por dos campeones del mundo: Kimi Raikkonen y Fernando Alonso. Aquel año, el finlandés consiguió su primera victoria en la Categoría Reina a los mandos de un McLaren. Y de paso, logró algo todavía más difícil: que un señor tan frío como Ron Dennis soltara unas lagrimitas de emoción por la gesta de su muchacho. Pocas veces se le ha vuelto a ver un gesto de expresividad similar.

 

 

Iceman compartió protagonismo ese finde con Fernando Alonso que firmó su primera pole y podio. Kuala Lumpur es una de las citas preferidas de Alonso. Allí ha vencido en 3 ocasiones con 3 equipos distintos. Nadie lo ha igualado. Seguro que el escandinavo y el español elegirían sus actuaciones de 2003 como uno de los momentos más memorables del GP de Malasia.

 

 

Kimi se queda 'helado'

En 2009 la lluvia arreciaba con tanta fuerza que hundió el Arca de Noé. Ante esa emergencia se suspendió la carrera, en principio, temporalmente. Los pilotos permanecieron en el interior de sus monoplazas, empapándose, a la espera de la decisión final de la dirección de la prueba. Sin embargo, Kimi se bajó de su Ferrari y se marchó tan tranquilamente a tomarse un helado a su box.

 

 

Las imágenes de Ice -cream- man se difundieron por las pantallas gigantes del circuito. El finés que es un tipo auténtico, protagonizó así una de sus curiosas y divertidas Raikkonadas marca de la casa. Por cierto, en otra visita a Sepang, Kimi invitó a helados a los allí presentes. Genio y figura. Ese fue, sin duda, uno de los momentos más memorables en la historia del GP de Malasia... y divertidos.

 

 

Hamilton se confunde de box en un pit stop

En la temporada de 2013 Lewis Hamilton estrenaba asiento en Mercedes tras militar 6 años en McLaren. Y claro, como el hombre es un animal de costumbres, ¿qué sucedió? Pues que el británico entró en boxes..., pero en vez de detenerse en el garaje de su nueva escudería, lo hizo en el de su antiguo equipo. Rápidamente reemprendió la marcha con la sorpresa e indicaciones de sus ex compañeros. Parece que los echaba de menos y decidió hacerlos una visita. Cosas de Lewis.

 


Multi 21: Vettel se pasa por sus 'Webber' las órdenes

Con permiso del 'Fernando is faster than you', una de las frases más recordadas por radio es el famoso Multi 21. Todo sucedió en Sepang 2013, donde el habitual calor se caldeó mucho más de lo debido entre los chicos energéticos. Sebastian Vettel ignoró las directrices de su escudería y adelantó a su compi Mark Webber para llevarse el triunfo.

 

 

El cabreo del australiano fue monumental, pero el listillo alemán ganó la carrera y solo se llevó una pequeña reprimenda de sus jefes. Eran tiempos en los que su dedito índice se paseaba por los podios de medio mundo. Sin ninguna duda, el teutón fue protagonista negativo de uno de los momentos más memorables del GP de Malasia.

 

La barbacoa de Hamilton que quemó sus opciones

Lewis Hamilton volaba feliz hacia la victoria cuando a falta de 17 vueltas su W06 dijo basta. La imagen del motor convertido en una barbacoa y del británico tirando el volante al abandonar, dio la vuelta al mundo. Aquel 0 le acabaría apartando de su cuarto título mundial, tercero consecutivo con las flechas de plata, en favor de su compi Nico Rosberg. Pero amigo, así es el mundo del motor.

 

 

Queremos finalizar este post de los momentos más memorables del GP de Malasia con una gran recopilación de imágenes con los mejores triunfos en el asfalto de Sepang. ¡A disfrutar!

 

 

 

Lecturas recomendadas