Partisan, el 4x4 más feo y básico del mundo con ¡100 años de garantía!

¿No has oído mil veces que la belleza está en el interior?

Imagen de perfil de Javier Prieto
Partisan One, el 4X4 más feo y básico del mundo

Podemos decirte sin ningún temor a equivocarnos que para nosotros el Partisan One es el 4x4 más feo y básico del mundo. Si crees que exageramos, echa un ojo a las fotos del paquidermo articulado. Verás qué pronto nos das la razón. Por cierto, no nos cuesta reconocer que jamás habíamos oído hablar de semejante armatoste.

 

Lateral del Partisan One

 

Según nos cuentan, se trata de un supuesto todoterreno fabricado en Alemania y diseñado por el 'famosísimo' ingeniero ruso Juri Postnikov. ¿No le conoces? Nosotros tampoco. Al parecer el Partisan llega al mercado con la intención de convertirse en el vehículo más fiable y duradero del mercado en su categoría. Por eso mismo se han tirado el farol de ofrecerlo con una ¡garantía de 100 años! Sí, has leído bien, lo que viene siendo el equivalente a un siglo. Suponemos que los espabilados germanos ya han calculado que serán pocos los propietarios que vivan durante tanto tiempo como para reclamar dicha cobertura. Los paisanos de la Merkel se las saben todas.

 

Zaga del Partisan One

 

A la hora de describirte el engendro en cuestión, solo se nos ocurre decirte que su aspecto exterior se parece a una caja de zapatos con ruedas. Así de simple y primario. Hablar de minimalismo en el Partisan sería emplear un término demasiado opulento. Suponemos está destinado a aquellos clientes que piensan que los Land Rover DefenderLada 4x4 son demasiado lujosos y recargados. Y es que el dominio absoluto de las líneas rectas nos recuerda a las construcciones de los juguetes de Meccano, que se montaban por piezas (no confundir con el grupo musical del siglo pasado).  De hecho esa es una de sus virtudes, poder transportarlos por partes. Posiblemente más de un espartano pensaría que se han pasado un poquito con lo de la 'sencillez' en el Partisan One. ¿Aire acondicionado? Sí, claro, natural.

 

Plano delantero del Partisan One

 

La virtud del mastodonte reside en su presunto comportamiento fuera de la carretera. El mamut pintado de un verde militar que asusta, monta un propulsor Fiat de 2 Litros y 150 caballos. Precisamente su versatilidad permitiría equiparlo con un motor eléctrico o híbrido. La modularidad de la carrocería tipo pick-up -otro guiño a la funcionalidad extrema- permite acoger versiones de tres o cinco puertas y de meterle tres ejes u ocho ruedas. Alucina. Nos molaría ver esas variantes 'oruga campestre'. 

 

Plano general de los encantos del Partisan One

 

Por su orientación y reminiscencias bélicas, la chapa está galvanizada para evitar la oxidación. Ah, si te apetece, cuentas con una opción de protección antiminas. No es broma. Ahora viene lo más espantoso del Partisan: el precio. Tendrás que soltar un mínimo de 49.500 euros si quieres conducir el 4x4 más feo y básico del mundo. Y es que ese título (honorífico) tiene un coste, claro. 

 

Lecturas recomendadas