Pasar al contenido principal

Previo del GP de España F1 2017

¿Quién deshará el empate a dos victorias del Mundial: Mercedes o Ferrari?

Imagen de perfil de Javier Prieto
Circuito de Montmeló

El Gran Circo realiza en nuestro país la quinta parada del calendario de F1 y da la bienvenida a la temporada europea de la competición. Y lo hace con las grandes y típicas expectativas de la cita catalana, donde todos los equipos presentarán un año más su primera evolución importante del curso. 

Como sucede desde que se levantó el telón en Australia, Ferrari y Mercedes se van a jugar la victoria dominical. Definitivamente parece que se acabó la tiranía de los alemanes, lo que nos traerá emoción, pelea y algunos de los momentos más memorables del GP España F1.

No te pierdas: Dónde ver el GP de España F1 2017...Y además, gratis

Ambas escuderías que están empatadas a dos victorias, quieren dar un golpe de autoridad y brillar en una pista que evalúa las posibilidades de los monoplazas para el resto del curso. Por detrás de ellos, Red Bull espera acercarse a la zona de honor, gracias a las novedades que van a estrenar. Según dicen será (casi) como presentar un bólido nuevo. 

En cuanto a la clase media de la tabla, Williams y Force India seguirán disputándose ser los mejores en esa zona, un paso por delante de Toro Rosso, Renault y Haas. Y como patético farolillo rojo ya sabes quién está. Del McLata y los japoneses, mejor ni hablar.   

 

Mercedes: el Yin y el Yang

Las cosas no están saliendo como pensaban los de Brackley. Resulta que si quieren ganar carreras están teniendo que pelearlas duro con los italianos, que les han salido respondones. Así lo demuestra la igualdad de triunfos de una y otra formación.

Por otra parte, se vive una situación extraña relacionada con Lewis Hamilton. El inglés solo ha ganado una carrera y en Rusia se quedó fuera del ñodio..

Se le ve indolente y en ciertas actuaciones algo pasota. En el paddock se dice que el nuevo W08, más grande y pesadote que sus predecesores, perjudica su estilo de conducción. Y esas fuentes hacen especial hincapié en la distancia de ejes como una seria dificultad para abordar los giros al estilo Lewis. Todo puede ser. 

Quizás simplemente el inglés se lo está tomando con tranquilidad. Pero las declaraciones de hace un par de días en las que afirmó que a veces piensa en la retirada, no reflejan unas buenas sensaciones. Veremos qué hace en Montmeló donde solo ha ganado una vez (2014). 

El yang, el lado de la luz,  hay buscarlo en el otro extremo del box, donde habita Valtteri Bottas. El finlandés realizó una gran salida en Sochi que le sirvió para subirse a lo más alto del cajón por primera vez en la F1. Da la sensación de que atraviesa una situación completamente opuesta a la de su compi. Ah, por cierto, mucho ojo con las innovaciones técnicas que presentan los de Toto Wolf este finde, van a sorprender. 

 

Ferrari: el Imperio Rojo

Los bólidos rojos han llegado a la cima para pelearla y el SFH-70 se ha convertido en un rival temible para el coche plateado. Tiene un buen ritmo de carrera y una gran fiabilidad, lo que unido a los reflejos desde el muro para diseñar estrategias certeras les hace ser un coco en el asfalto.

Pero, cuidado porque todavía están medio peldaño en cuanto a velocidad y rendimiento puros de los teutones. Para que la felicidad sea completa, ya solo falta que Raikkonen deje de hacer el moñas y se ponga a la altura de Vettel, o por lo menos que no les estorbe. Buen feeling para los transalpinos que en Barcelona se han llevado el gato al agua más veces que nadie.

 

Red Bull: novedades

No está siendo el año de Red Bull...de momento. Los de Milton Keynes van a traer una serie de evoluciones que según ellos son la pera limonera. Vamos, que casi van a descubrirnos un RB13 nuevo. Ya veremos, aunque de Adrian Newey se puede esperar que saque cualquier conejo aerodinámico de su chistera. Sea como fuere, Mad Max Verstappen lo tendrá muy chungo para repetir el éxito del año pasado.

 

Los españoles

Hace tiempo que venimos contando lo mismo de nuestros compatratiotas, como si fuera el Día de la Marmota. 

Fernando Alonso no puede hacer nada con uno de los peores monoplazas de todos los tiempos. A lo único que puede aspirar en Barcelona es a que se acabe rápido el martirio y a marcharse a Estados Unidos para disfrutar de la Indy 500.

Lo de Honda es patético y el ridículo que están haciendo se recordará durante mucho tiempo. A ver si la menos son capaces de completar la vuelta de instalación y que no les suceda lo que en Rusia. Por cierto, el asturiano consiguió en Montmeló su última victoria en 2013 a los mandos de un Ferrari.

En cuanto a Carlos Sainz, que se ha metido entre los diez mejores en tres de las cuatro citas del certamen, aspira a seguir sumando. El madrileño quiere ser octavo en Cataluña y tiene motivos para su optimismo porque allí ha cuajado sus mejores actuaciones, al año pasado terminó sexto. Además cuenta con una grada de incondicionales que van a animarle todo el finde.

¡Qué se enciendan los motores!

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear