Pasar al contenido principal

Toyota T-HR3, el androide de tercera generación que te imita

Esperemos que el cachivache nipón no se independice de su dueño

Imagen de perfil de Javier Prieto
El androide de 3ª generación de Toyota

Toyota ha presentado T-HR3, su robot humanoide de tercera generación, capaz de repetir tus movimientos o los de tu cuñado de un modo más preciso que sus predecesores. Para ello, los cerebritos nipones, a través de su División de Robots Asistentes, han desarrollado un puesto de control remoto con forma de exoesqueleto con un taburete incorporado. Se llama Master Maneuvering System o Sistema de Maniobras Maestras, y es capaz de enviar la información (órdenes) en tiempo real al androide. En su interior deberá situarse (sentarse) una persona provista de unas gafas de realidad virtual (HTC VIVE) y unos guantes especiales. Desde ese momento podrá realizar los movimientos que desea que sean replicados por T-HR3. No, no se trata de Telepatía, sino que T-HR3 es bastante espabilado. Bueno eso y que además posee un potente programa de mapeo.

 

 

Con sus 1,52 metros y cerca de 75 kilos, el THR-3 de Toyota está lejos de la destreza de su colega Atlas, capaz de dar volteretas. No obstante, todo se andará porque tan solo se encuentra en fase de pruebas y como el buen vino, ganará con el tiempo. Seguramente, llegados a este punto del relato te preguntarás cuáles son las virtudes del robot humanoide de tercera generación de Toyota. Pues para que lo entiendas, otros robots 'artríticos' tienen unos movimientos mucho más lentos e imprecisos, algunos (casi) emulando a C-3PO, el de La Guerra de las Galaxias. Sin embargo, los que ejecuta THR-3 son mucho más naturales y variados... más parecidos a los de los humanos. ¿Y qué aplicaciones podría tener? Pues un montón. Podría trabajar en zonas afectadas por desastres, obras en construcción y en un carácter más humano del término, ayudar a personas con discapacidad. Como ves, lo del robot de Toyota es para tomárselo muy en serio. Nada de realidad virtual, sino de la cotidiana y de verdad. Ya se sabe que cuando los fabricantes de coches se ponen a experimentar con nuevos proyectos, pueden ser de gran utilidad. ¿Quién no querría interactuar con un servicial compañero como THR-3? Se nos ocurren para él nuevas e interesantes funciones relacionadas con el mundo del Periodismo.

 

Lecturas recomendadas