Pasar al contenido principal

Los microondas, tan contaminantes como los coches

¿Qué será lo próximo? ¿Compartir horno con el vecino?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Microondas contamina más que coche

¿Calentar tu Cola-Cao por la mañana te parece algo inofensivo? Aaaamigo, estás confundido… Los microondas son tan contaminantes como los coches, según un estudio de la Universidad de Manchester. 

La revista ‘Science of the Total Environment’ ha publicado los resultados y no son nada alentadores: estos aparatos emiten 7,7 millones de toneladas de dióxido de carbono por año en la Unión Europa; o lo que es lo mismo, una emisión de CO2 equivalente a la de casi siete millones de automóviles

No te pierdas: ¡Desmontamos cinco mentiras sobre el coche diésel y la contaminación!

Los materiales utilizados en su fabricación, el proceso de fabricación -que contribuyen en más del 20% al agotamiento de los recursos naturales.- y la gestión de los residuos son sus principales problemas. ¡Un palazo para el cambio climático!

Además, teniendo en cuenta que los microondas pasan más del 90% de su vida útil inactivos… afirmar que contaminan más que los coches es totalmente acertado (puede que no tarde mucho en llegar una especie de 'microsharing' para compartir horno con el vecino...)

Por otro lado, comprar un microondas es mucho más barato, por lo que los consumidores, ante posibles averías, deciden tirar el aparato y comprar un nuevo; de esta manera su vida es ahora casi siete años más corta de lo que era hace 20 años.

 

 

Mientras que a finales de los años 90 duraban entre 10 y 15 años, actualmente lo hacen entre seis y ocho años. Debido a esto, en 2005, se generaron 184.000 toneladas de desechos en Europa a partir de microondas desechados, pero es que para 2025 se estima que aumentará a 195.000 toneladas o, lo que es lo mismo, 16 millones de unidades. ¡Una auténtica barbaridad!

Según publica El Mundo, citando al doctor Alejandro Gallego-Schmid, de la Facultad de Ingeniería Química y Ciencias Analíticas de la Universidad de Manchester,  ”los rápidos avances tecnológicos y la caída de los precios están impulsando la compra de aparatos eléctricos y electrónicos en Europa”.

Y añade: “Los consumidores ahora tienden a comprar electrodomésticos nuevos antes de que los existentes lleguen al final de su vida útil, ya que los productos electrónicos se han convertido en artículos de moda y de 'estatus’”. Ahora miras a los coches con otros ojos, ¿verdad? 

Lecturas recomendadas