Pasar al contenido principal

3 cosas maravillosas del Suzuki Jimny... y otras 3 que no lo son tanto

Aun así... ¡me pido uno!

Suzuki Jimny vs Jeep Renegade

A estas alturas no voy a descubrir nada nuevo si digo que el Suzuki Jimny es una de las mejores sorpresas que nos ha dado la industria de la automoción en los últimos años. Suzuki ha sabido reinterpretar su pequeño todoterreno, pero mejorado y adaptado a los tiempos actuales. Lo que hace que el Suzuki Jimny sea tan molón como siempre y que conserve sus características offroad. Pero este nipón tan simpático también cuenta con algunos puntos que podrían ser mejores. Y para eso mismo estoy yo aquí, para decirte tres cosas buenas... pero también tres malas del Suzuki Jimny.

Cosas buenas del Suzuki Jimny

Su diseño es un caramelito

El Suzuki Jimny es un vehículo tremendamente original. No creo que haya nadie por la calle que vea uno y no se gire. Es simpático y molón, pero a la vez es capaz de dejar claro que se trata de un coche pensado por y para hacer lo que haga falta en una conducción offroad. La dualidad perfecta. Personalmente me encanta en ese color lima tan característico. Destaca, de eso no hay duda.

Fotos exclusivas del nuevo Suzuki Jimny 2019

Sale muy barato

Se me ocurren pocos, o ninguno, coches que puedan ser rivales del Suzuki Jimny. Y eso es porque en un mercado infestado de SUV no hay espacio para todoterrenos pequeños, pero todoterrenos de verdad, no de broma. Mucho menos si tenemos en cuenta que te puedes llevar a casa uno de estos por un precio que arranca en 17.000 euros. Además, la versión tope de gama sale por más o menos 22.500 euros.

Bueno en offroad... y en ciudad

Sin embargo, la gran característica de este japonés es su capacidad para circular fuera del asfalto. La tiene gracias a que utiliza un chasis de largueros y travesaños, a su tracción total, a su reductora o a sus buenos ángulos de ataque y salida. SUV que se puedan quedar atrapados en un charco ya hay muchos. Pero todoterrenos así no. Además, sus reducidas dimensiones hacen que también sea manejable en ciudad.

Cosas malas del Suzuki Jimny

Incómodo en vías rápidas

No estamos ante el coche más confortable del mundo en autopista o en carreteras en las que puedas ir a más de 100 km/h, precisamente. Al estar enfocado a offroad, el Suzuki Jimny no tiene el mejor aislamiento del mercado y el ruido del motor se escucha bastante en el habitáculo. Además, tampoco es especialmente cómodo.

Presentación

Fuera de su entorno, gasta

Al hilo de lo anterior, cuando sacas al Suzuki Jimny de su zona de confort, es decir, estando fuera del asfalto, su motor gasta bastante. Se trata de un propulsor de gasolina con 102 CV que en su entorno resulta frugal. Pero como vayas demasiado por autovía o por ciudad es fácil que suba de los 8 l/100km, una cifra bastante elevada si tenemos en cuenta su potencia.

Una única opción mecánica

Y precisamente este último punto también tiene que ver con el anterior. El hecho de ofrecer un único motor de gasolina atmosférico de 1.5 litros y 102 CV le penaliza al intentar captar clientes potenciales que busquen un diésel, algo con la etiqueta ECO o un propulsor de gasolina, sí, pero con un poco más de fuerza.

Y además