Pasar al contenido principal

CES 2021: BMW ya imagina un coche que es capaz de responder a las emociones de su conductor

Ofrecido por BMW

¿Recuerdas aquellos anuncios en los que un conductor sacaba la mano por la ventanilla mientras disfrutaba del "placer de conducir"? Ha pasado una década desde que BMW preguntara aquello de "¿Te gusta conducir?" pero el interrogante y la respuesta vuelven a estar más de actualidad que nunca.

Los tiempos han cambiado, sí; la tecnología ha mejorado, de acuerdo; pero el reto por hacer del coche y su conductor un solo ser es más real (y factible) que en ningún otro momento. Términos como comunicación a nivel emocional o humanización de la tecnología han hecho posible que vehículo y ser humano se comuniquen de manera tangible. De forma que ese placer de conducir alcance un nuevo nivel gracias a la máxima confianza que el humano deposita en la máquina.

Nace una nueva era en experiencia de conducción

En este vídeo, Jessica Covi, Project Lead Digital Design Experience de BMW, explica cómo están poniendo el foco en crear un coche capaz de entender cómo se siente el conductor y adaptar su respuesta a esas sensaciones. "Es un diseño de dentro hacia afuera", explica. "El coche debería ser un compañero para ti", continúa en la misma línea Christoph Braunwieser. Desde su puesto de Tangible User Interface Designer, está empeñado en "romper la brecha entre el mundo digital y el analógico".

Y así es como surge el nuevo asistente a la conducción de BMW, un Sherlock Holmes capaz de anticiparse a las necesidades del conductor gracias a la combinación de sensores innovadores e inteligencia artificial. Esta nueva experiencia de conducción será más personalizada y al mismo tiempo más sencilla, fluida y amigable. Es cierto, esto son palabras. ¿Quieres verlo en imágenes? Dale al play y abre una ventana al futuro.

Más:

Branded

Buscador de coches