Pasar al contenido principal

Prueba del Mercedes-Benz SL 2022: Un deportivo totalmente renovado

Desde aquel Mercedes 300 SL con puertas de alas de gaviota han pasado casi 70 años, y la esencia deportiva no hace más que crecer.

La prueba del Mercedes SL 2022 revela a un renovado deportivo que vuelve a la primera línea de Mercedes, después de un aletargado retiro al fondo del escenario. Pero Mercedes se ha esmerado con este nuevo SL. Y mucho. Tanto, que la identidad deportiva viene dada por el desarrollo de AMG, aunque su peso siga siendo algo elevado.

El exterior es elegante y dinámico, las opciones de motorización siguen apostando por la potencia con un ojo puesto en una futura electrificación, y el interior es una oda a la modernidad. Muchos datos y matices, así que vamos por partes.

El nuevo Mercedes-AMG SL 2022: al detalle

Un paso hacia delante

Los elementos más destacables del Mercedes SL 2022 son un nuevo chasis que no toma nada prestado de ningún otro modelo de la marca, tracción total –algo realmente novedoso para los SL– y un eje trasero activo hasta un máximo de 2,5 grados de capacidad de giro.

En el interior encontramos la nueva interfaz MBUX de Mercedes adaptado para este coche desde la Clase S. Una cabina con más presencia, una disposición de elementos que acompañan a la postura baja de conducción y una pantalla central que puede inclinarse para evitar reflejos (todo un acierto en un descapotable).

En el exterior, lo más destacable es la vuelta de la capota de tela en vez del techo targa. Su diseño se concibió en el estudio de Mercedes en California. Unos faros muy alargados que acompañan al capó hacia las aletas delanteras, una gran parrilla frontal con tomas de aire en los laterales y un trasero corto que recuerda, en cierto modo, a los Mercedes AMG GT.

"Este es el primer SL que he diseñado después de tanto tiempo en Mercedes", explica Gorden Wagener, vicepresidente de diseño de la marca alemana.

"El 300 SL Gullwing es el modelo que tenía en mente cuando trabajamos en este nuevo coche. Aquello fue extraterrestre para su tiempo. Empezamos con una hoja en blanco para definirlo todo. El SL siempre ha sido un espejo de la época en la que ha existido, y ahora era el momento de retomar el legado pasado pero con una visión técnica, digital y de futuro", añadió.

Hablando de futuro... ¿Hay electrificación?

Todavía no. En su lugar, el nuevo Mercedes SL 2022 llega con dos versiones del motor V8 biturbo de 4,0 litros: el SL 55 alcanza los 475 CV y 699 Nm de par para alcanzar el 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos y con una velocidad máxima de 294 km/h.

El SL63, sin embargo, va más allá con 585 CV, 800 Nm de par y solo 3,6 segundos para completar la marca de los 100 km/h con un máximo de 313 km/h. Dos bestias del asfalto, sin duda.

Pero por otro lado, la versión de entrada está impulsada por un V6 turbo de 3,0 litros que llega hasta los 390 CV y un par máximo de 519 Nm. Seguramente sea este motor el que recibe la actualización híbrida enchufable en el futuro, a parte de una motorización totalmente eléctrica con la insignia EQ que completarán la gama.

Una conducción emocionante

Mercedes-Benz SL 2022
Mercedes-Benz SL 2022.

El chasis mezcla compuestos de aluminio, acero, magnesio y fibra de carbono para conseguir una mayor rigidez mientras mantiene (en teoría) un bajo peso. Mercedes afirma que la rigidez transversal del nuevo SL es un 50% más alta que la del AMG GT, que no es poco.

Aunque el motor V8 de esta prueba del Mercedes SL 2022 parece desbocado, el coche pronto demuestra que no es tan frenético como aparenta. Emocionante, sí, pero obediente y cómodo. Para ello, se utiliza una versión revisada de la suspensión de acero 'ride control' de AMG adaptativa y con muelles helicoidales más ligeros.

Respecto a los modos de conducción, incorpora el Slippery, Comfort, Sport, Sport+, Individual y Race (opcional en el SL55 y de serie en el 63). Quizá demasiado donde elegir para alguien normal, pero que funcionan bien para aquellos que les gusta tener bajo control el mayor número posible de parámetros.

También el control de tracción ofrece varias configuraciones: básica, avanzada, pro y master con los que poder controlar el derrape junto a un diferencial autoblocante electrónico que está de serie en el SL63 y que el SL55 incorpora con el paquete AMG Dynamic Plus.

En el día húmedo de la prueba del nuevo SL, el coche se mostró imperturbable pese a las condiciones. Con el SL63, por otra parte, las meteorología fue más favorable y el coche siguió respondiendo genial. Dos versiones con una agudeza en la conducción espectacular, aunque sin igualar al Porsche 911 en la sensación de dirección y la precisión de movimientos.

Las dos versiones, respecto a los frenos, usan sistemas compuestos de acero de 390 mm con pinzas de seis pistones delante y discos de 360 mm con pinzas flotantes monopistón en el eje trasero. Además, los frenos carbocerámicos también se ofrecen como opción.

Interior y sistemas de ayuda

Mercedes-Benz SL 2022
Interior del Mercedes-Benz SL 2022.

Los sistemas de ayuda y el interior se preparan para el futuro de todas las gamas de Mercedes, sin duda. A nivel de ayudas, por ejemplo, se encuentran algunas como la asistencia de carril –menos intrusiva que en otros modelos–, aunque en general la autonomía de conducción es palpable. Pero es un deportivo, y no invita a dejar su control en manos de unos cuantos algoritmos.

Por dentro es un espectáculo. Hablando en claro. Cuatro salidas de aire circulares como son las tan características de Mercedes, prescindiendo de botones salvo por los que encuentras en el volante y en la zona de las ventanillas y finalmente, la imponente pantalla táctil. Un interior minimalista, pero muy moderno.

Todo está dominado por esa pantalla vertical central de 11,9 pulgadas, que puede inclinarse eléctricamente desde los 12º hasta los 32º para evitar reflejos cuando bajes la capota. Los asientos, por otro lado, son pesados, pero extremadamente cómodos. Al menos los de delante.

Porque respecto a los asientos, el SL 2022 vuelve a una configuración 2+2 desde el R129 de 1989, aunque son literalmente para niños o para poner las bolsas de la compra. Y el maletero de 240 litros no da para mucho más. Al fin y al cabo es un deportivo, las maletas no importan tanto, ¿no?

En definitiva: Un coche con un rendimiento impresionante y alta tecnología

Mercedes-Benz SL 2022
Mercedes-Benz SL 2022.

La prueba del nuevo SL es clara. Es un Mercedes diseñado con mucha inteligencia, genuinamente deportivo y que invierte la deriva que habían tomado en los últimos años sus antecesores. Puede ser menos agresivo que su hermano AMG GT, pero es una apuesta espectacular por el rendimiento.

El Mercedes SL 2022 se ha recuperado de sus años al fondo del escenario de la marca con una imponente pero elegante presencia y con un universo tecnológico dentro de su interior y sus pantallas.

Los precios aún no están confirmados, pero partirán previsiblemente desde algo más de los 161.000 euros en la versión Mercedes-Benz SL55 y se acercará a los 200.000 euros para el tope de gama para el SL 63. Con un gran equipamiento de serie, pero con muchas (e interesantes) opciones disponibles de personalización.

12 acabados de pintura, paquete aerodinámico, llantas de 20" o 21" y multitud de tipos de interior. ¿Y el consumo? Bueno, Mercedes afirma que estará en 9,8 litros a los 100 kilómetros en ambos modelos con motores V8, lo cual no está nada mal.

En conclusión, un deportivo descapotable para disfrutar de la carretera con un gran rendimiento y la herencia de los mejores SL de Mercedes a las espaldas.

Y además

Buscador de coches