Pasar al contenido principal

Prueba: Mitsubishi Eclipse Cross

El Eclipse Cross es un rival sorprendente (y exitoso) del Nissan Qashqai.

Imagen de perfil de David López

A favor del Mitsubishi Eclipse Cross: Imagen impactante, interior interesante, maletero flexible.

En contra del Mitsubishi Eclipse Cross: Caja de cambios CVT con demasiado resbalamiento.

Un vistazo general al Mitsubishi Eclipse Cross

El Mitsubishi Eclipse Cross es más cross que Eclipse. Cierto, toma su nombre del famoso deportivo de la marca (como podrás recordar si pinchas en el enlace), pero lo que tenemos aquí es un SUV de manual, listo para competir con el Nissan Qashqai, el Seat Ateca, el Renault Kadjar, el Toyota RAV4, etc, etc, etc.

Su imagen es robusta en la zona inferior, reflejando la herencia 4x4 de Mitsubishi, pero su mitad superior es más afilada que la de sus rivales cuadradotes. Se trata del primer trabajo completo de Tsunehiro Kunimoto desde que llegó a la compañía como jefe de Diseño hace tres años; venía de Nissan. Irónicamente, esta última ha lanzado después una cuerda salvavidas a Mitsubishi, así que podemos decir que estás ante el último producto puro de la empresa: en el futuro, donará su sabiduría y experiencia en el terreno de los 4x4 y de los PHEV (híbridos enchufables) a la alianza Renault-Nissan. Y ella recibirá las plataformas de sus antiguos contrincantes.

El Eclipse Cross se encuentra, por tamaño, entre el ASX y el Outlander. En su próxima generación, el primero encogerá y el segundo crecerá, lo que abrirá un mayor hueco entre los tres. Ofrece un nuevo motor 1.5 turbo de gasolina y también cuenta con un 2.2 diésel ya existente, aunque con modificaciones. Hemos probado la versión 4x4 del primer propulsor, asociado a la transmisión CVT, que finge tener marchas escalonadas cuando quieres tomar el control. Si sólo deseas tracción delantera, el cambio es manual, mientras que la mecánica de gasóleo trae uno automático de ocho velocidades.

Los rivales del Nissan Qashqai.

El interior es más espacioso que el de sus rivales, ya que su batalla es más larga: la ha cogido directamente del Outlander, como la mayor parte de la suspensión. El habitáculo también es versátil, gracias a unos asientos traseros que se deslizan y se reclinan. Pero la forma de la zaga reduce la capacidad del maletero.

Nos gustan sus acabados y el estilo: en ambos apartados hay un salto de calidad respecto a Mitsubishi anteriores; ahora se sitúa en la zona media-alta respecto a sus contrincantes.

Así se conduce el Mitsubishi Eclipse Cross

Prueba: Mitsubishi Eclipse Cross (V)

El motor turbo de gasolina elegido para esta prueba del Mitsubishi Eclipse Cross reparte su par en un amplio rango del cuentavueltas, así que responde muy bien desde abajo. También canta dulce y tranquilamente en la zona alta. Pero hacia las 4.000 rpm parece que pierde algo de fuelle.

Si vas a desplazarte por la ciudad o estás entre el tráfico fluido, el cambio CVT se mostrará suave, escogiendo un ratio que juega con la fuerza de la mecánica a bajas vueltas. Todos sabemos que este tipo de transmisión es eficiente y ligera, pero si la exiges mucho, el propulsor se quejará y abandonará la relación entre la velocidad y las revoluciones. Ojo, esto no es un problema del SUV de Mitsubishi, es común a cualquier modelo de cualquier marca que monte un cambio así.

A la hora de afrontar una carretera de montaña, donde quieres una respuesta predecible en una curva, será mejor que fijes uno de los ocho posibles ratios virtuales con las levas. Tampoco acaba de gustarnos la respuesta de la dirección… pero si realizas la trazada correctamente y conduces de forma fina y suave (como se supone que hacen los expertos), las cosas cambias de manera espectacular. Sientes cómo la tracción total manda sus esfuerzos a las ruedas que lo necesitan, el chasis y el volante te dan información, el equilibrio es muy bueno. Se comporta de forma obediente y no tropieza con los baches. Se desliza por el aire suavemente.

En cuanto a la tracción integral, esta funciona de forma permanente con distintos modos. Esos modos son Auto, que es el que opera en condiciones normales, Snow (para nieve y superficies resbaladizas) y Gravel (para terrenos más difíciles). Según la modalidad elegida el eje delantero puede recibir entre un 40% y un 80% del par, y el posterior, entre un 60% y un 20%. La distancia libre al suelo es de 18,3 centímetros y los ángulos off road de 18,8 grados (el de ataque), 18 grados (el ventral) y 29,6 grados (el de salida).

¿Qué tal algo completamente distinto?

Mini Countryman

Desde 28.250 euros

¿Un crossover excéntrico con un salpicadero casi esotérico? El Mini Countryman estará orgulloso de mostrarte esas habilidades. Si no te gustan los ángulos del Eclipse, quizá prefieras los círculos del alemán.

El interior del Mitsubishi Eclipse Cross

Prueba: Mitsubishi Eclipse Cross (III)

El Eclipse Cross extrae un montón de espacio para los pasajeros de sus dimensiones compactas. En las plazas delanteras, tienes el trono típico de los SUV. En las traseras, hay sitio de primera clase para las piernas de los ocupantes, incluso para los pies bajo los asientos frontales. También puedes acomodar la cabeza, aunque los centímetros son justos. No esperarías otra cosa viendo esa línea del techo…

Cuando abres el portón del maletero, la razón está clara. No hay mucha capacidad: las plazas posteriores se sitúan muy atrás y hay que dejar espacio para poder ver por las ventanillas traseras. Pero puedes deslizar hacia delante la banqueta, incluso por partes, y esconder bajo el suelo del maletero la cortinilla enrollable que se usa para tapar el equipaje.

Cinco SUV radicales que merecen ser recordados.

El salpicadero tridimensional emerge hacia el conductor en hileras, como si fuera un estadio deportivo. Su diseño mola, pero obliga, por ejemplo, a ocultar los botones del climatizador en un hueco oscuro. Es de agradecer que sean controles al uso, no unos virtuales escondidos en las miles de pantallas de un menú.

El resto de los mandos está esparcido sin un orden o lógica aparente, pero los diales y sus funciones sí quedan claras; las versiones tope de gama incluso cuentan con un head-up display. El sistema de infoentretenimiento se maneja mediante una pantalla táctil o un dispositivo en la consola central muy bien diseñado.

Mantenimiento del Mitsubishi Eclipse Cross

Prueba: Mitsubishi Eclipse Cross (VI)

El gasto de carburante del Eclipse Cross manual de gasolina es de 6,6 l/100 km o 151 g/km de CO2. El 4x4 apenas sube esa cifra: 6,9 l/100 km. Normalmente, el salto entre las versiones 4x2 y las de tracción total suele ser mayor, lo que demuestra la eficiencia del cambio CVT. Es así.

Los precios aún no se han anunciado, por lo que no podemos deciros nada sobre ellos… Pero os avisaremos en cuanto los sepamos.

La mayor parte de los sistemas de ayuda a la conducción son de serie o están en opción: alerta por colisión y de ángulo muerto, control de crucero activo, cámaras 360º… Únicamente avisa por cambio de carril, no cuenta con un dispositivo para mantenerte en él.

Mitsubishi Eclipse Cross: veredicto y precio

Tras probar el Mitsubishi Eclipse Cross, podemos decir que estamos ante un SUV cómodo y versátil, con un diseño lo suficientemente distintivo para ser reconocible en un segmento tan poblado que parece cosa de locos. Su conducción es mucho mejor de lo que sugiere la primera impresión, aunque en el 4x4 tendrás que luchar con la transmisión CVT.

Los precios del nuevo Eclipse Cross oscilan entre 26.600 euros y 36.000 euros, según el modelo que elijas. La gama se escalona en tres acabados, de los que el Kaiteki es el más alto y viene con pantalla táctil de 8 pulgadas, multitud de ayudas a la conducción y head up display. De momento cuenta con los dos motores que te comentaba antes, un gasolina y un diésel, pero más adelante llegará la opción PHEV (híbrido enchufable) para sumarse a la moda del coche eléctrico y poder acceder al Plan Movalt. El coche ya está a la venta y las primeras entregas se hacen a comienzos de 2018. Como campaña de lanzamiento, la marca ofrece un descuento sobre esos precios de 4.400 euros, siempre que te acojas a su programa de financiación.

Los rivales del Mitsubishi Eclipse Cross

Nissan Qashqai

Rivales del Mitsubishi Eclipse Cross: Nissan Qashqai

Desde 21.850 euros

En la prueba del Nissan Qashqai ya dijimos que no podía dormirse en los laureles, aún siendo el líder del segmento.

Kia Sportage

Rivales del Mitsubishi Eclipse Cross: Kia Sportage

Desde 23.100 euros

Del Kia Sportage podemos afirmar que tiene una cara más agresiva, pero es igual de amable que su predecesor.

Mazda CX-5

Rivales del Mitsubishi Eclipse Cross: Mazda CX-5

Desde 27.270 euros

El Mazda CX-5 es un contrincante muy capaz.

Lecturas recomendadas