Pasar al contenido principal

Prueba Volvo XC40 Recharge: ¡vaya con la 'mosquita muerta' sueca!

Acelera de 0 a 100 km/ en 4,9 segundos. Ahí va eso

8 10

Nuestro veredicto

Antes de empezar con la prueba Volvo XC40 Recharge, déjame que te haga una pequeña apreciación. En sentido estricto, el XC40 Recharge no es el primer coche eléctrico de Volvo. Y es que aunque de edición muy limitada, el primer coche eléctrico de Volvo fue el C30 electric, que tenía una autonomía de unos 100 km. Una primera experiencia que ahora está tomando impulso con la llegada del XC40 Recharge, al que en breve acompañará el SUV coupé eléctrico Volvo C40 Recharge,. 

Pero hoy el protagonista es el Volvo XC40 Recharge. ¿Elementos distintivos con respecto del XC40 'estándar'? Muy pocos. El primero y más relevante es el frontal, totalmente cubierto y del mismo color de la carrocería. Además, bajo el capó hay un maletero adicional con 31 litros de capacidad, que completa los 413 litros del maletero trasero. Por otra parte, el XC40 eléctrico lleva el techo y las molduras en negro de serie, además del emblema Recharge en el pilar C. Y poco más, pues las mayores diferencias se hallan en el interior y, sobre todo en lo que respecta al motor.

Volvo XC40 Recharge

En este sentido, el Volvo XC40 eléctrico estrena el sistema de infotainment cuyo software es de Google. El objetivo de esta asociación con el gigante tecnológico es ofrecer el mejor sistema de navegación, que a día de hoy es Google Maps, sobre todo desde que la matriz Alphabet adquirió la empresa israelí Waze.  

Con dos motores y tracción integral

El Volvo XC40 Recharge cuenta con dos motores de 150 kW (204 CV), uno por eje, lo que lo convierte en un 4x4. La potencia conjunta del XC40 eléctrico es de 300 kW (408 CV), el par es de 660 Nm y su aceleración de 0-100 km/h es de 4,9 segundos. ¡Caramba! El XC40 Recharge monta en los bajos unas baterías con 78 kWh de capacidad, lo que le otorga una autonomía de hasta 418 km en eléctrico en ciclo WLTP

Cabe destacar, por otra parte, que el XC40 Recharge, al igual que el resto de modelos de Volvo que se comercializan desde 2021, tiene la velocidad autolimitada a 180 km/h, como compromiso de la marca sueca con la seguridad. 

Prueba del Volvo XC40 Recharge, el SUV eléctrico de Volvo

En esta prueba del Volvo XC40 eléctrico tengo por delante más de 130 km de recorrido, que, como es habitual van a combinar tramos urbanos, con autopista y carreteras secundarias y de montaña. Accedo al interior del XC40 eléctrico, y lo primero que me llama la atención es que el botón de arranque ha sido tapado, por lo que se inicia la marcha una vez se inserta D.

Al acceder al menú de la pantalla central, que estrena interfaz Google –al igual que la instrumentación– en busca de los modos de conducción, pero solo encuentro la función para conectar y desconectar el sistema de one-pedal. Según me comentan en Volvo, el XC40 eléctrico carece de modos de conducción, pues no lo creen necesario. Yo creo que todo ayuda a conservar la autonomía de la batería.

En la variedad está el gusto: todos los eléctricos que llegan en 2021

Una vez que piso el acelerador me olvido la ausencia de modos de conducción... y ¡cómo empuja este SUV! Es más, no contento con la primera pisada al acelerador, y sale escapotado como con un cohete. Y me sorprende sobre todo si lo comparo con un XC40 de combustión interna.

Tras salir de la autopista y adentrarme por vías secundarias de la sierra madrileña dispuesto a ver de qué es capaz el Volvo XC40 eléctrico.Si en autopista sorprende, en carreteras secundarias, abruma. Empuja con solvencia, los adelantamientos son un juego de niños y cuando llegan las curvas lo hace sin oscilaciones de la carrocería, gracias a los 600 kg de sus baterías.

En vídeo: su hermano el C40 Recharge

Otra cuestión es el consumo, y cuando veo en la instrumentación consumos de 32 kWh es para echarse a temblar si se tiene en cuenta que su consumo medio homologado es de 23,9 kWh. O le estoy metiendo mucha caña al XC40 Recharge –así es– o los suecos han sido muy optimistas.

Pero lo cierto es que cuando relajo el ritmo y circulo respetando los límites genéricos de la vía y uso el one pedal en tramos urbanos, el consumo se vuelve mucho más terrenal. De hecho, tras 132 km de recorrido el ordenador arroja un consumo de 24,3 kWh, un dato muy razonable.

Prueba Volvo XC40 Recharge

A modo de resumen, el Volvo XC40 Recharge es una mosquita muerta que las mata callando. En el otro lado de la balanza está la factura. El Volvo XC40 eléctrico no es barato. Todavía no se ha definido la gama, pero se habla de un nivel de acabado II (precio de 54.623 euros) que al adquirir el pack de servicios incluido se podría acoger el Plan Moves 3 y la factura final se quedaría en 46.260 euros. En cualquier caso, se prevé que llegue una versión menos potente del Volvo XC40 Recharge y que rebaje la factura final aún más.

Audi e-tron Sportback

SUV eléctricos

Los SUV eléctricos están dejando de ser una tendencia curiosa y parece que se van normalizando: todas las marcas pugnan por tener un modelo en el mercado, lo que da una idea de por dónde van los tiros de la futura movilidad... ¡Aquí toda la información sobre este tema que te interesa de verdad!

 

Ver otros acabados de Volvo XC40
  • Precio

    54.623

  • Tipo de Motor

    Eléctrico

  • Cilindrada

    - cc

  • Par motor

    660 Nm / -

  • Potencia

    408 cv / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    414 L / 1.290 L

  • Aceleración 0-100

    4,9 s

  • Velocidad máxima

    180 km/h

  • Consumo oficial

    0 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Buscador de coches

Y además