Los 10 peores accidentes de F1 en 2016: ¡menudos porrazos!

Alonso, Rosberg, Hamilton y Raikkonen han sido protagonistas de algunos de los peores accidentes de F1 en 2016. Vamos a recordar esos tortazos en imágenes.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

Prepárate para ver mamporros por doquier y golpetazos como si estuvieras en los coches de choque. Ahí van los peores accidentes de F1 en 2016. Seguramente que los directivos de las compañías aseguradoras sufrirán viendo las imágenes de tanto vehículo escacharrado. Es lo que hay. Además, que no se preocupen tanto porque las escuderías deben poseen pólizas de cobertura a todo riesgo. Se hace un parte amistoso y todo arreglado. 

Por eso, que ellos se tranquilicen mientras nosotros repasamos las acciones más espeluznantes de la pasada temporada. Porque los mejores pilotos de la F1 en 2016, además de ofrecernos los grandes adelantamientos de la temporada y algunos de los peores pit stops del año, han sido unos maestros en el arte de los golpes. 

Ah, y por si eres muy sensiblón, te informamos de que ninguno de los pilotos que aparecen en los vídeos ha sufrido lesiones de importancia. Tampoco tenemos constancia de que ningún animalillo -pájaro, ardilla, lagarto u hormiga- que pasara por la pista en esos momentos, resultara herido.

Como ya te puedes imaginar a lo largo se han producido un montón de siniestros e incidentes en la temporada más larga de la historia del Gran Circo. Pero nosotros los hemos seleccionado por su espectacularidad y trascendencia.

Alonso y Magnussen, accidentes terroríficos

Hablando de los peores accidentes de F1 en 2016, a todos se nos viene a la cabeza el pedazo host**n que se pegó Fernando Alonso en el GP de Australia 2016. Repasando las secuencias, se nos corta la respiración. Es evidente que el asturiano gastó aquel día una de sus vidas, como los gatos. Y el McLaren, a pesar de ser una tortuga en el asfalto, fue uno de sus ángeles de la guarda en aquella ocasión.

Kevin Magnussen también fue protagonista -involuntario- de otro de los peores accidentes de F1 en 2016. Sucedió en el GP de Bélgica en una zona de Spa llamada el Raidillon. El danés sufrió un impacto lateral tan fuerte contra unas protecciones que salió volando una pieza de seguridad situada en el habitáculo de su monoplaza. Fíjate en el estado en el que quedó el extremo derecho de su RS16. Un amasijo de hierros.

Unos meses antes de Spa, concretamente en el GP de Austria, Sergio Checo Pérez se dio un golpe frontal tremendo. Al ver como su Force India iba derechito a las protecciones te dan ganas de cerrar los ojos. Uff, de la que se libró el mexicano.

Tampoco tuvo desperdicio el topetazo de Jolyon Palmer en el GP de Mónaco. Sucedió en el arranque de la prueba que tuvo lugar tras el safety car a causa de la lluvia. El británico se estampó al final de la recta de meta, en la primera curva. Pues si que fue corta su participación en el Principado. La escasa adherencia de sus neumáticos por el suelo mojado y una línea blanca, tuvieron la culpa. O eso dijo el corredor británico.

Vettel y Kvyat, chocan dentro y fuera de la pista

También hemos incluido entre los peores accidentes de F1 en 2016 dos incidentes en los que estuvo involucrado Sebastian Vettel. Uno sucedió en el GP de China. Resulta que el irascible alemán de Ferrari se tocó con su compi Raikkonen. Como resultado, los dos quedaron fuera de carrera. Y al rubito teutón no se le ocurrió mejor cosa para escurrir el bulto de su acción que echarle la culpa y la bronca al primero que pasaba por allí. Y ese era Daniil Kvyat.

En la carrera siguiente disputada en Sochi, el ruso y el teutón se encontraron de nuevo en el asfalto. En esa ocasión es cierto que Kvyat se llevó puesto a Vettel, que se presentó en el muro de Red Bull para quejarse de ese hecho ante Christian Horner, su antiguo jefe. Y no sabemos si fue una casualidad o una causalidad, pero después de esa visita, a Daniil le quitaron el volante en Red Bull.

Kimi y su buena suerte en Brasil

También hemos querido recordar el piñazo de Kimi Raikkonen en el GP de Brasil 2016. Su SF16-H se empotró contra el muro de la recta principal en Interlagos, a causa del aquaplaning. Lo peor de todo fue que se quedó en medio del asfalto y en sentido contrario a la marcha de la prueba. Si los rivales no le hubieran esquivado, algo sencillo con la escasa visibilidad provocada por el diluvio que caía en Sao Paulo, habría sufrido una colisión frontal con otro monoplaza. También Nico Hulkenberg sufrió una peripecia similar en el GP de Singapur, en ese caso sin lluvia, pero de noche.

Rosberg y Hamilton, el golpe del enemigo 

Hemos dejado para el final el topetazo que se dieron Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el GP de España. A ver, no es que esté considerado como uno de los peores accidentes de F1 en 2016. Sin embargo, sí tuvo mucha trascendencia, ya que desencadenó una guerra abierta entre los dos revoltosos compañeros de Mercedes. Nada volvió a ser igual después del citado mamporro entre esos chicos que había sido amigos desde la infancia. Al mismo tiempo, provocó un auténtico terremoto dentro de la escudería alemana. Por cierto, el beneficiado de la batalla fue Max Verstappen que selló la victoria en Montmeló.

Ver galería

 

 

 

 

Tags

  • F1
  • Fernando Alonso