Previo GP de Singapur 2016: Oportunidad para Red Bull y Ferrari

Red Bull y Ferrari llegan a Asia con la intención de quitarle la victoria a Mercedes en una de las pruebas más propicias para ello. En nuestro Previo del GP de Singapur 2016 te contamos todas las claves de la prueba oriental.

Imagen de perfil de Javier Prieto
GP Singapur

El Gran Circo aterriza en Asia tras su periplo europeo (aquí tienes cómo ver la Fórmula 1 gratis). En nuestro previo del GP de Singapur 2016 analizamos los aspectos esenciales de la carrera nocturna. Aquí, donde todos los gatos son pardos, se han vivido momentos muy espectaculares, con adelantamientos históricos, caóticas paradas en boxes e invasiones de pista de alocados espontáneos. ¿Qué más se puede pedir?  

Para arrancar te adelantamos que la cosa está que arde. En las pijas calles de Marina Bay puede haber batalla. A priori, Mercedes no llega como claro dominador. Y eso ya es un milagro.

Los de Brackley recuerdan el fiasco de 2015 cuando se quedaron fuera del podio -Lewis Hamilton abandonó y Nico Rosberg fue cuarto-. Aparentemente, Marina Bay es su talón de Aquiles de la temporada. O al menos la cita que peor se adapta a las características del W07. Red Bull se postula como un firme aspirante a la victoria.

El chasis del RB12 parece creado para brillar en las avenidas orientales. Los coches azules van a dar mucha guerra. Ferrari, por su parte, se aferra a su victoria lograda en este escenario hace un año. Los italianos pretenden recuperar el segundo peldaño del mundial. En definitiva, más emoción en el asfalto que en fechas anteriores.

Zipi y Zape quieren ser los reyes de la noche asiática

Los traviesos compis de las flechas de plata están separados por sólo 2 puntos, favorables al británico. ¿Nueva batalla fratricida? Dependerá del sistema de salida del W07 y de los rivales que en esta ocasión tienen mucho que decir.

Nico Rosberg ha vuelto de las vacaciones con fuerza. Dos victorias seguidas en Spa y Monza le han devuelto la confianza y acercado al liderato. Sin embargo, todavía debe ganarle un mano a mano a su vecino de box para demostrar su jerarquía. Nico, un chico familiar y poco dado a las actividades noctámbulas, no ha ganado nunca en Singapur.

Por el contrario, Lewis que sabe destacar cuando desaparece el sol, ha vencido dos veces allí. El inglés, tras el descanso estival parece tener la pólvora mojada. Quiere volver a ser el mejor. Y eso puede ser un arma de doble filo.

Su jefe Toto Wolf, se ha mostrado muy cauto, recordando que el año pasado sólo en Singapur y Hungría se quedaron fuera del cajón. Por tanto, a pesar de su mágica suspensión, creen que las van a pasar canutas para ver la meta antes que nadie ... o eso dicen. Porque en la F1 hay mucho postureo. La cosa en Marina Bay está que arde, como puedes ver en estas imágenes.

Red Bull, tiburones en Marina Bay

A Red Bull le han salido colmillos y quiere morder el éxito en Marina Bay. Saben que este trazado favorece sus intereses. Quizás esta sea una de las últimas oportunidades de la temporada para romper la tiranía germana.Y los chicos energéticos no piensan desaprovecharlo.

Max Verstappen busca su segundo triunfo. Tendrá a su favor una actualización de 3 tokens que estrena en la unidad de potencia de su bólido. Veremos si el niño prodigio está más inspirado en Singapur que en su némesis europea, Mónaco. En aquel gran premio no paró de jugar a los coches de choque.  

Su sonriente compañero, Daniel Ricciardo, tiene una espínita clavada con lo que la que le liaron sus mecánicos en el Principado. Allí se quedó compuesto y sin trofeo por una horrible parada en boxes. Piensa que este puede ser el momento propicio para inaugurar su casillero. Ah, el de Perth no dispondrá de la evolución en su propulsor Renault que sí disfrutará el tulipán negro. Está claro quién es el piloto favorito para los responsables de Milton Keynes.

Ferrari se aferra al pasado

Los de Maranello también se han subido al carro del optimismo. Y como soñar es gratis, no descartan lograr algo grande. Se aferran a la edición del GP de Singapur 2015 cuando se anotaron su última victoria gracias a Sebastian Vettel. Se dice pronto, llevan casi un año sin comerse un rosco. Al menos en Monza subieron al cajón.

Ferrari pueden encontrar un hueco para el éxito en un circuito lento y revirado -23 curvas- que le sonríe al SFH-16. Las imprevisibilidad y el safety car que suelen ser protagonistas en Singapur podrían ser sus aliados. La Scuderia busca recuperar el segundo escalón de la clasificación, en poder de los muchachos de Christian Horner.

Los españoles apuran sus opciones de puntuar 

Nuestros compatriotas han depositado grandes expectativas en la parada asiática. Tienen la sensación de que será una de las pocas opciones de puntuar en lo que resta de ejercicio. 

El madrileño está muy limitado por el pobre rendimiento de su STR11. El Toro Rosso padece una terrible falta de competitividad. Carlos sabe que va a sufrir en lo que resta del año. Sin embargo en los bulevares singapurienses pueden disimular sus carencias. Sainz quiere acceder a la Q3 y después meterse en los puntos el domingo. No lo tendrá facil, pero por ganas, no va a quedar. Por cierto, los de Faenza han traído los dos packs aerodinámicos, el anterior y el posterior al GP de Alemania. Andan un poco despistados.

En McLaren, aunque son cautos en sus predicciones, piensan en firmar una buena actuación durante el finde. De momento, el sábado quieren clasificarse entre los 10 más rápidos. Y después, Dios dirá. Pero a nadie se le escapa que sueñan un gran resultado, quizás entre los 4 o 5 primeros. Fernando, tan mesurado como siempre, ha anunciado que habrá que sudar mucho para apuntarse un éxito en Marina Bay. Seguro que sus manos, en un trazado lento y muy técnico, aportarán un plus muy valioso.

Tags

  • F1
  • Circuitos de F1
  • Pilotos F1

Lecturas recomendadas