Mercedes Generation EQ: un SUV eléctrico con mucho futuro

Tanto estética como tecnológicamente, este prototipo seguro que tiene mucho que decir en los próximos años.

El Mercedes Generation EQ ha sido una sorpresa entre las muchas novedades del Salón de París 2016. Este SUV eléctrico de Mercedes luce un aspecto sensacional, que podría adelantar las líneas de diseño de los todo terreno de la marca en un futuro cercano. Destaca por sus curvas y su aspecto muy potente e intimidante, gracias a los musculosos pasos de rueda y un perfil alto. ¿Puedes ver esa parrilla frontal con un aspecto más tradicional? Mola, ¿verdad?

Una bestia suelta en París: Mercedes-AMG GT R

La trasera es muy peculiar, gracias a sus faros horizontales que la recorren de punta a punta. ¿Podría ser este una alternativa más deportiva entre el GLC y el GLE? ¿Un rival directo del Jaguar F-Pace? Lo veo difícil, pero sí que lo vería tremendamente bien como un rival del altura ante el Tesla Model X y el futuro Audi Q6 e-tron, que llegará al mercado en 2018. Y es que, como ya sabes, este prototipo es completamente eléctrico y muy, muy interesante.

Bajo sus entrañas, el Mercedes Generation EQ utiliza dos motores eléctricos para moverse. Cada uno se encarga de un eje, creando un sistema de tracción integral eléctrica. En combinación, ambos motores generan 300 kW de potencia (402 CV) y un par instantáneo de 700 Nm. Esta combinación hace que, pese al extra de peso de las baterías, consiga acelerar en unos cinco segundos de cero a cien.

Las baterías son protagonistas también en este concept: el Mercedes Generation EQ utiliza baterías capaces de ser recargadas de manera ultra-rápida y sin cables, gracias a la tecnología Wireless. Tanto es así, que se estima que se puede conseguir 100 km de autonomía en solamente cinco minutos. En total, la autonomía máxima de este SUV eléctrico es de 500 km.

Pero hay más novedades: en el interior, hay algo que llama poderosamente la atención. Se trata del nuevo sistema de navegación adquirido recientemente a Nokia y que se apoya en una espectacular pantalla panorámica de 21 pulgadas, que incluye también el cuadro de mandos. Este nuevo sistema de navegación es más eficaz y tiene en cuenta los sistemas de seguridad y de ayudas a la conducción del coche para conseguir un trayecto rápido y seguro.

Sinceramente, espero que este Mercedes Generation EQ no se quede como un prototipo sin más. Es atractivo, su interior es una pasada y su tecnología, muy válida para un futuro cercano que promete ser emocionante.

Tags

  • Mercedes
  • Coches Eléctricos
  • SUV
  • Salón de París 2016

Lecturas recomendadas