Prueba Nissan Qashqai 2018: ¡el gasolina más potente!

Sí, creemos que puede ser la pieza que buscas...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Has leído prueba del Nissan Qashqai 2018 y ya estás aburrido. No lo estés. Este Nissan Qashqai es más interesante, porque es el más rápido y el más potente. No lleva un motor diésel, sino un gasolina 1.6 litros turbo con 163 CV que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de… 200 CV. Sin duda, uno de los SUV de 2017.

Vale, para ser justos no es “el más rápido”: no lleva las placas Nismo y tampoco asientos o sistema de escape muy locos. Sin embargo, incorpora una suspensión trasera multilink común a los Qashqais de tracción integral, a pesar de ser un tracción delantera, y un depósito 10 litros más grande para una mayor autonomía. 

Probamos el motor diésel del Nissan Qashqai 2017

Esto no quiere decir que sea menos económico… Quizá en ciudad sea un poco más ‘tragón’, pero en autopista y carretera secundaria logramos con él 5,35 l/100 km/h, casi lo mismo que un Nissan Micra que probamos en las mismas circunstancias. No está nada mal.

En la prueba de este Nissan Qashqai 2018 nos damos cuenta, sin embargo, de que no es demasiado divertido, no tanto como un Seat Ateca, por ejemplo, pues la dirección es bastante lenta; pero es que si lo que buscas es diversión, te aconsejo un compacto convencional en lugar de un crossover, donde gracias a su tamaño, más pequeño, su peso, más ligero, y su centro de gravedad más bajo obtendrás mejores sensaciones.

Lo más importante del Nissan Qashqai es la comodidad. El control de la carrocería es bueno pero con las llantas de 19 pulgadas de nuestro coche de pruebas, el rodaje es increíblemente firme. Y ruidoso. No hemos probado uno con unas llantas más pequeñas pero merecería la pena sacrificar algunas especificaciones y comprar un acabado inferior solo por tener unas ruedas más grandes.

 

 

A nivel estético, el recién renovado Nissan Qashqai 2018 cuenta con un exterior muy estético, mejores acabados interiores, más tecnología y mejoras en seguridad. Nissan ha hecho además algunos cambios mecánicos, pero no afectan dramáticamente al comportamiento o rendimiento del Qashqai.

Hay un nuevo nivel de acabado, el Tekna +, con el objetivo de empujar a este modelo hacia arriba en el mercado; por tanto, viene con un kit en consecuencia. Sin embargo, nos sigue pareciendo un poco anticuado; la calidad y el espacio están bien, pero otros modelos como el Ateca o el Peugeot 3008 han sabido exprimirlo un poco más. 

 

¿Y qué hay del motor?

No es algo muy destacable. Es refinado, tiene garra y es económico: no es la gema escondida de la gama que esperábamos que fuera pero si es un motor gasolina lo que buscas, este probablemente sea uno a tener en cuenta. La otra opción -el 1.2 litros turbo- se queda un poco corta de potencia y es mucho menos económica que el 1.6.

Merece la pena, por tanto, gastar algo más y pagar la diferencia por tener un poco más de potencia y par a tu disposición. A no ser que quieras el cambio automático CVT, que tendrás que optar entonces sí o sí por el 1.2. Por tanto, si te gusta el Nissan Qashqai 2018 y no quieres preocuparte por todo el tema del diésel y la cacería emprendida contra él, este coche merece la pena.

Echa un vistazo a la lista de precios del Nissan Qashqai 2017.

Lecturas recomendadas