Prueba Audi SQ7: el SUV con el par motor del Ferrari LaFerrari

Tras realizar la prueba del Audi SQ7 puedo remangarme y decir que desde el Terminator T1000, el ser humano no ha creado una máquina tan avanzada...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería
8 10

Nuestro veredicto

Ingolstadt, ciudad que presume de la famosa muralla que sólo pudieron atravesar las tropas de Napoleón... ¡Qué demonios! Ingolstadt, ciudad que presume de ser la sede de la firma de los cuatro aros y de haber visto nacer coches como el de la prueba del Audi SQ7. La compañía alemana ha puesto ‘toda la carne en el asador’ para crear un vehículo que marca un hito en el mundo del motor en lo que a tecnología se refiere. Toma nota: adopta triple sobrealimentación con dos turbos y compresor eléctrico.

¿Qué tengo entre manos? 

Posiblemente el Audi de producción más avanzado tecnológicamente hablando, porque los híbridos E-tron ya están muy vistos. El Audi SQ7 equipa un potente motor 4.0 TDI de 8 cilindros en V que es capaz de rendir 435 CV. Pero lo mejor de todo es que puede ofrecer un par máximo impresionante, digno de estudio, porque son 900 Nm y están disponibles desde solo 1.000 rpm. Como diría un torero/mujeriego de Ubrique: ‘im-prezionante’.

El Bentley Bentayga diésel llevará el mismo motor del Audi SQ7

Estaba claro que Audi no tardaría mucho en lanzar un SUV de lujo para competir con el Range Rover SVR, Porsche Cayenne Turbo o Mercedes-AMG GLS63, pero es que en el caso del alemán su motor es diésel.

Este bloque está asistido por dos turbocompresores y un compresor eléctrico que se mueve con un sistema eléctrico adicional de 48 voltios. Lo que hace es eliminar ese retardo típico de los motores diésel, por lo que ahora cuando piso el acelerador, la entrega de fuerza es casi instantánea.

¿Y cómo es por dentro y por fuera un Audi SQ7?

Es potente, como su propulsor. Su musculosa imagen podría ser portada de cualquier revista de halterofilia. Se diferencia del Q7 base en los paragolpes dimensionales, en las entradas de refrigeración laterales, en los escapes trapezoides, en los elementos en negro piano y aluminio y en las enormes llantas de hasta 22 pulgadas.

Dentro, las semejanzas son más acusadas: molduras y logos SQ7 distribuidos por el habitáculo y combinados con muy buenos materiales y destacados ajustes, es decir, un acabado magnífico. Detrás caben tres adultos perfectamente y en la tercera fila queda más espacio que en muchos de sus rivales.

¿Para quedarse pegado al asiento? ¿Hay sensación de conducir un SUV?

Es cierto que sobre el papel, su par motor puede llevarte a pensar que tu cuerpo se quedará pegado al respaldo cual calcomanía. Sí, es cierto que su aceleración es brutal, como muy pocos SUV tienen, pero me esperaba algo un poco más contundente al alardear de 900 Nm. Al César lo que es del César: su motor es capaz de mover el pesado conjunto de forma realmente eficaz. Es impresionante como, a pesar de sus 2.270 kg, acelera de 0 a 100 en solo 4,8 segundos. A ello contribuye el buen maridaje que hace con el rápido cambio tiptronic de 8 relaciones... Por cierto, ¿apostarías a que está entre los 10 SUV más rápidos del momento?

A menos que tengas el modo de conducción en 'Dynamic' todo es silencioso y se viaja cómodamente. Si lo seleccionas, el rugido del motor llega al interior y te hace pensar que estás en un motor V8 gasolina. Realmente impresionante. Sólo te darás cuenta que vas en SUV por la altura con respecto a la carretera y a otros coches  y si tomas una curva o rotonda pasado de velocidad. Ahí sí tendrás que tener cuidado. 

Aún así, existe un pack de conducción deportiva (7.555 euros), que incluye: diferencial para el eje trasero, dirección a las cuatro ruedas y algunas barras estabilizadoras activas, que harán en conjunto que parezca que conduces un compacto deportivo. Es como conducir un Volkswagen Golf R con exceso de peso. Seguro que te estás preguntando si puedes derrapar un poco, y la respuesta es que con buenas manos puedes hacer que la parte trasera se deslice un poco.

Conclusión

En la prueba del Audi SQ7 he podido tener en mis manos una de las máquinas más perfectas que he conducido nunca. En definitiva, por ‘solo’ 117.725 euros, que es su precio de partida, puedes disfrutar de un SUV inigualable hoy en día, con el que poder viajar con la familia o soltar un poco de adrenalina tú solo y bajo los límites legales.

Ver galería

Tags

  • Audi
  • Audi SQ7
  • SUV deportivo