Pasar al contenido principal

11 coches con nombres de famosos

Opel Calibra V6 Keke Rosberg Edition

Algunos, geniales. Otros...Para olvidar

Sabemos que las marcas piensan a veces en crear ediciones especiales de sus modelos, pero puede que a veces esta idea se les vaya de las manos… Especialmente es así cuando se trata de homenajear a un personaje famoso, aunque no siempre se logra un mal resultado. Sin más dilación, aquí van 11 coches con nombres de famosos

Los hay de todas las épocas y gustos. Algunos fueron famosos por sus buenas cualidades, pero la mayoría lo fueron por todo lo contrario. También hubo otros que cayeron en el olvido. De una forma u otra, prepárate para alucinar con estas creaciones.

Texto original de Sam Burnett

Fiat Stilo Schumacher (2005)

Fiat Stilo Schumacher

El Fiat Stilo Schumacher fue una edición especial lanzada en mayo de 2005 para conmemorar cinco títulos mundiales de Michael Schumacher en Ferrari. Sin embargo, puede que esta fuese la causa del fin de la racha de Schumi. Se fabricaron solo 200 ejemplares, con 170 CV y pintados en rojo Ferrari. 

Los compradores también recibían un kit de carrocería mejorado, un nuevo sistema de audio, y nuevos sistemas ABS y de control de tracción. Esto costaba unos 18.000 euros y, por 1.000 más, podías incluir unos ajustes realizados por Prodrive. Esto se traducía en una suspensión más baja, un nuevo escape y ruedas más grandes. 

Citroën C4 by Loeb (2009)

Citroën C4 by Loeb

Ahora es un crossover, pero la primera generación del Citroën C4 fue un agradable compacto disponible con tres o cinco puertas. No era realmente destacable, pero tenía detalles curiosos, como un volante en el que la parte central quedaba fija. Ah, y podría convertirse en un robot bailarín, según un anuncio de la tele... 

El coche también pasó cuatro años compitiendo en el WRC de la mano de Sébastien Loeb. Por ello, en 2009 Citroën presentó una edición especial para celebrar sus triunfos. Costaba unos 17.000 euros y venía con un elegante alerón, llantas de 17 pulgadas y algunos detalles de metal en el interior.

Mercedes-Benz Clase A Hakkinen Edition (1999)

Mercedes Clase A Hakkinen Edition

Eres un distinguido Campeón del Mundo de F1 para un fabricante de automóviles premium que no ha tenido éxito en esta categoría desde la década de 1950. ¿Con qué te honran? ¿Con un Clase A? Muy insensible la idea de enviar al pobre piloto de vuelta a casa en un coche que puede volcar cuando se enfrenta a un alce en medio de la carretera… 

Aunque, para ser justos con Mercedes, ese pequeño problema se solucionó en 1999. No obstante, dos años después Mika Hakkinen se retiró de la Fórmula 1. ¿Coincidencia? Creemos que no. Sin embargo, reconocemos que esa pintura es lo más increíble que hemos visto.

Range Rover Evoque Victoria Beckham (2012)

Range Rover Evoque Victoria Beckham

El Range Rover Evoque salió a la venta en el verano de 2011 y salió bien. Era un pequeño y agradable SUV premium que arrasó en ciertas áreas. El su lanzamiento en China, en abril de 2012, tuvo además el beneficio del toque de la ex-Spice Girl y la magnate de la moda Victoria Beckham, quien fue al Salón del Automóvil de Pekín para presentar su edición especial del coche. 

El resultado estaba bien, con toques interiores elegantes y un juego de equipaje a medida. Lo que nadie esperaba 5 años después fue la bofetada del diseñador jefe de Jaguar Land Rover, Gerry McGovern, al enfatizar que el coche era su obra y que Beckham casi no participó: “He olvidado más de lo que esa mujer sabrá sobre diseño. Ser diseñadora de coches lleva años”, mencionó.

Opel Calibra V6 Keke Rosberg Edition (1994)

Opel Calibra V6 Keke Rosberg Edition

Puede parecer un miembro perdido de Abba, pero Keke Rosberg es famoso por su título fortuito de F1 en 1982 con Williams y por engendrar a otro campeón de F1: su hijo Nico (2016). Aparte de eso, sin embargo, nunca disfrutó de un éxito considerable. Eso sí, tuvo una breve etapa tras la F1 en el DTM, y por ello se lanzó esta edición especial de Calibra.

Conmemoraba… Bueno, no mucho, porque a Rosberg no le fue tan bien en el DTM. Quizás fue su único podio en la carrera de la cuarta ronda en Hockenheim lo que valía la pena celebrar. Aún así, los compradores de este Opel Calibra V6 Keke Rosberg Edition se llevaban una versión interesante, con suspensión Irmscher, un alerón trasero y asientos especiales con una franja amarilla.

Citroën Xsara Picasso (1999)

Citroën Xsara Picasso

¿Quién puede estar seguro de por qué Citroën quiso usar este nombre en un monovolumen? ¿Podría ser porque el diseño podría causar confusión al espectador sobre qué extremo es cuál? Sea como fuere, el caso es que este coche causó un pequeño problema dentro de la familia Picasso: la nieta del pintor intentó demandar a su tío porque no estaba contenta con el trato. 

Quizás esperaba algo más parecido a un DS, quién sabe. En cualquier caso, el nombre de Picasso se cambió por 'Spacetourer' en 2018. Aunque no es una denominación que haya calado igual, la verdad.

Toyota Celica GT-Four Carlos Sainz Limited Edition (1992)

Toyota Celica GT-Four Carlos Sainz Limited Edition

Este sí es un coche de edición especial que podemos aceptar: sin asientos de colores llamativos ni adornos interiores adicionales para tratar de engañarte y hacerle creer que has conseguido algo especial.  

El Celica GT-Four Carlos Sainz Limited Edition fue una serie de 5.000 coches hechos para cumplir con las normas de homologación del WRC. Por ello, venía con multitud de ajustes sobre el coche estándar: un nuevo intercooler, una carrocería revisada, una palanca de cambios más gruesa y sincronización de triple cono en las marchas dos y tres. Lo que sea que eso hiciera.

Lotus Evora Naomi for Haiti (2010)

Lotus Evora Naomi for Haiti

Una de las ediciones especiales más extrañas pero mejor intención de la historia del automóvil. Lotus dejó que la supermodelo Naomi Campbell embelleciera ocho Evoras con calcomanías temáticas en 2010 y los subastó para recaudar fondos para la asediada nación de Haití tras el terremoto de aquel año, que dejó a 1,6 millones de personas sin hogar. 

Los resultados de la subasta se anunciaron en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2010, y los ocho coches juntos recaudaron alrededor de 1,6 millones de euros para el país en apuros.

Mercedes-Benz SLR Stirling Moss (2009)

Mercedes-Benz SLR Stirling Moss

El Mercedes-Benz SLR McLaren se fabricó entre 2003 y 2009 como parte de la larga relación entre Mercedes y McLaren en la F1. Se construyó en la sede de McLaren en Woking y esta edición especial en honor al gran Stirling Moss fue pensada como una edición, aunque McLaren hizo otra edición especial. 

Montaba un motor V8 de 5,4 litros con 650 CV, alcanzaba 350 km/h y pasaba de 0 a 100 km/h en 3 segundos. Quitar el techo del SLR estándar y cambiar algunos elementos por alternativas de fibra de carbono significó que el Stirling Moss ahorraba 200 kg. Se fabricaron 75, costaban más de un millón de dólares y solo podías comprar uno si ya tenías un SLR. 

Infiniti FX50 S Sebastian Vettel (2012)

Infiniti FX50 S Sebastian Vettel

Hay muy pocas personas de esta lista que admitirán haber tenido algo que ver con los ajustes, pero el tetracampeón de F1 Sebastian Vettel estaba muy contento con su participación en la mejora del SUV Infiniti FX50 S (el fabricante patrocinó al equipo Red Bull durante algunos años). 

El coche tenía un motor V8 de 5 litros, podía acelerar a 100 km/h en 5,6 segundos y tenía una velocidad máxima de 300 km/h. Montaba además llantas de 21”, era 20 mm más bajo y era 46 kg más ligero. La asignación de Europa se limitó a 50 unidades y costaban ¡más de 100.000 euros!

Chrysler Imperial Frank Sinatra Signature Edition (1981)

Chrysler Imperial Frank Sinatra Signature Edition

Lee Iacocca se había hecho cargo recientemente de Chrysler y estaba tratando de revivir la fortuna de la compañía. Parte de su plan consistía en resucitar el lujoso Imperial, un coche que había tenido su mejor nivel durante los años sesenta y setenta, para consolidar la imagen de los grandes coches estadounidenses. 

Iacocca se esforzó e incluso reclutó a su amigo Frank Sinatra. El cantante grabó canciones especiales como promoción y la guinda del pastel fue la edición especial de 1981: 271 unidades pintadas en Glacier Blue, que se dice que hacía juego con los ojos de Sinatra. Además, venían con 16 cintas de casette en un estuche de cuero con mucha música de Frank. 

Y además

Nuestros mejores vídeos