Pasar al contenido principal

11 coches que salvaron a sus marcas

A día de hoy, el sector automovilístico está representado por importantes marcas muy asentadas, pero que tuvieron ciertas turbulencias en el pasado. Y es que algunas de estas firmas no siempre estuvieron en una buena posición, y fue gracias a ciertos modelos que pudieron seguir adelante y posicionarse donde están en la actualidad.

Con esta premisa, hoy os traemos 11 coches que salvaron a sus marcas, una hazaña digna de admirar y que ha permitido que hoy en día gocen de una buena repercusión.

Volkswagen Golf MK1

La historia del Golf arranca con el final del Escarabajo, un coche que había sido un rotundo éxito pero que, después de ofrecer numerosas versiones, empezó a necesitar un inminente cambio. Volkswagen, consciente de ello, empezó a trabajar en un proyecto con Porsche conocido como EA266, pero finalmente fue descartado por Rudolph Leiding, CEO de la firma por aquel entonces.

11 coches que salvaron a sus marcas

Bajo su mandato, los de Wolfsburgo invirtieron en el desarrollo de nuevas líneas de montaje para el Passat y más adelante para el Volkswagen Golf, coche que causó furor de manera inmediata, permitiendo así que la erradicación del Escarabajo no supusiese un duro golpe.

Peugeot 205

En los años 70, Peugeot absorbió Citroën para consolidar lo que hasta hace poco se conocía como Grupo PSA -ahora Stellantis, pero eso es otra historia- y Chrysler aprovechó para llevar a cabo su desembarco en Europa. Sin embargo, la firma del león padeció importantes problemas económicos que casi provocan su quiebra.

11 coches que salvaron a sus marcas

Fue finalmente en el año 1985 cuando la marca recobró fuerzas con el lanzamiento del Peugeot 205, un compacto que consiguió mitigar la catástrofe económica gracias a un rotundo éxito y a un brutal número de ventas.

Austin Metro

Austin comenzó a fabricar un número insólito de modelos que no tuvieron demasiado sentido, lo que provocó una caída en picado. Ante los acontecimientos, la primera ministra Margaret Thatcher quiso evitar el desastre cortando por lo sano, pero la firma supo rectificar.

11 coches que salvaron a sus marcas

Y es que, pese a que Austin intentó por todos los medios posibles derrocar al incombustible Mini, desarrolló un vehículo que estuvo cerca: el Austin Metro. Y es que este coche consiguió conquistar el corazón de muchos. 

BMW 700

Lo creáis o no, BMW estuvo cerca de la bancarrota después de lanzar al mercado una serie de modelos que no gozaron del éxito esperado, tales como el 507, 501, 503 o el icónico Isseta; sin embargo, la casa bávara supo cómo sacarse las castañas del fuego.

11 coches que salvaron a sus marcas

Fue en el Salón de Frankfurt de 1959 donde BMW presentó el BMW 700, su primer coche con una estructura de monocasco. Primero se vendió como un coupé, pero la marca no tardó demasiado en lanzar también un cabrio y una berlina. Éxito asegurado.

Aston Martin DB7

A finales de los 80 parecía que Aston Martin había perdido ligeramente el rumbo. Después de un impresionante pasado, la firma inglesa empezó a titubear sobre los pasos a seguir hasta la intervención de Ford, marca que ayudó a que volviesen a su senda con el lanzamiento de un nuevo modelo.

11 coches que salvaron a sus marcas

Se trataba del Aston Martin DB7, un superdeportivo basado en el Jaguar XJS y que recurría a un seis en línea de 3.2 litros sobrealimentado por turbo. Todo este conjunto mecánico se escondía detrás de una soberbia estética por cortesía de Ian Callum.

Porsche 986 Boxster

Porsche casi padece una bancarrota a principios de los 90, momento en el que sus vehículos estaban alcanzando precios demasiado altos y sin ofrecer una calidad a la altura. Sin embargo, la firma encontró a la luz al final del túnel  gracias a Wendelin Wiedeking, su CEO por aquel entonces.

11 coches que salvaron a sus marcas

Con él a los mandos de Porsche y sus conocimientos de especialista en desarrollo de producto, presentó un modelo que consiguió cautivar al público, el Porsche 986 Boxster, que rápidamente cuajó.

Porsche 996 911

11 coches que salvaron a sus marcas

Por inverosímil que parezca debido a las duras críticas que recibió por su diseño, el Porsche 911 996 también fue clave para salvar a la firma. Y es que esta generación del mítico deportivo estrenó un motor refrigerado por agua, algo que no gustó a los más puristas pero que permitió que saliese adelante una familia de vehículos más eficaces y rápidos.

Bentley Continental GT

Bentley experimentó duros tiempos antes de la llegada del Bentley Continental GT en el año 2003, momento en el que tan solo vendían 1.000 coches al año. Después de la adquisición de la firma inglesa por parte del Grupo Volkswagen, las cosas cambiaron.

11 coches que salvaron a sus marcas

Y es que se realizaron 3.200 depósitos a modo de reserva incluso antes de que se lanzase el coche, modelo que encajó de manera soberbia gracias al maridaje que ofrecía.

Nissan Qashqai

Carlos Ghosn llegó a Nissan con dos premisas: reducir costes, lo que implicaba el cierre de diversas fábricas y fabricar coches que la gente realmente quisiera comprar. En Europa, la marca contaba con factorías eficientes, pero sus modelos se perdían en un mar infestado por duros rivales.

11 coches que salvaron a sus marcas

Pero fue finalmente con el Nissan Qashqai con el que la firma nipona consiguió alzar el vuelo. Y es que este modelo puede ser considerado como el primer SUV económico de la historia, lo que garantizó el éxito.

Volvo XC90

Volvo dio un giro de 360º con el Volvo XC90 en sus dos generaciones. La primera llegó a principios de siglo mientras la firma sueca se encontraba bajo el mando de Ford, ofreciendo un SUV amplio, fiable y con un diseño que cuajó francamente bien.

Volvo XC90 2020 vs BMW X7

Misma jugada se repitió con la segunda entrega del XC90, un modelo que subió todos y cada uno de los escalafones que había tocado la marca con la primera generación.

Chrysler Voyager

Coches que salvaron de la quiebra a sus compañías

Chrysler estuvo durante un tiempo sin saber atinar muy bien con sus propuestas, hasta el lanzamiento del Chrysler Voyager, por supuesto. Y es que este monovolumen presentaba una buena relación calidad-precio, lo que consiguió que muchas familias numerosas cayesen rendidas ante sus encantos.

Y además

Nuestros mejores vídeos