Pasar al contenido principal

5 innovaciones técnicas que nos vendieron para los coches y fueron un fracaso total

utilitario compacto ciudad
La industria del automóvil a veces da puntada sin hilo.

En las últimas décadas hemos visto una evolución tecnológica espectacular en el mundo del automóvil. Coches eléctricos, la incipiente industria del coche autónomo, mejoras en seguridad, suspensiones inteligentes capaces de transformarse de alfombras voladoras a firmes defensoras de la deportividad. Éxitos en muchos casos, pero también hay fracasos.  A continuación os dejo innovaciones técnicas que fueron un fracaso total.

Sí, sin medias tintas. Tecnología que se creó con el objetivo de marcar un antes y un después y que finalmente tuvieron que recular y quedarse en el baúl de los recuerdos. Unas intentan resurgir de sus cenizas, otras ya están bajo tierra y las últimas luchan por evitar ser ignoradas.

Motor Wankel

Gastaba aceite. ¿Y qué?
La idea es que funcione como range extender

El motor rotativo Wankel fue durante un tiempo una esperanza. Motores potentes y eficientes, que buscaban optimizar al máximo los motores de combustión. Gracias a la simplicidad de su diseño, sin pistones y generando un movimiento rotativo alrededor de un eje cigüeñal fijo, este sistema prometía un mayor refinamiento y una mayor fiabilidad.

Opinión: ¿acierta Mazda resucitando al motor rotativo?

El sistema se fue mejorando a lo largo de su vida: fue patentado en 1929 por Félix Wankel y algunas marcas, como NSU o más tarde Mazda, abrazaron la tecnología. Finalmente, su protagonismo fue fallando. Demostró tener un consumo de combustible y aceite mayor, así como una entrega de potencia más lineal y menos contuntendente. Especialmente en la era turbo que nos ha tocado vivir.

Vídeo: así funciona el 'modo Perro' del Tesla Model 3. ¿Qué te parece esta innovación?

Hoy solo Mazda se plantea el retorno de los motores Wankel como un asistente para recargar las baterías en los vehículos eléctricos. Veremos si finalmente regresa a la acción o si no remonta de su fracaso.

Puerta corredera

La puerta corredera del Peugeot 1007 es uno de los mayores fracasos técnicos que se recuerda en el mundo del automóvil. La idea no era mala: en un vehículo urbano, tener una puerta corredera podía ayudar a salir del coche incluso a la hora de aparcar en huecos muy estrechos.

utilitario compacto ciudad

Incluso, en un arrebato tecnológico y espectacular, decidieron incorporar un motor eléctrico para que se pudieran abrir y cerrar de manera automática, simplemente presionando un botón. ¿Cuál fue el resultado? Pues no solo que se averiaban, sino que el extra de peso del conjunto lastraban de manera tremenda al coche. Y no solo a nivel de prestaciones, también a nivel de consumo.

Peugeot perdió casi 2.000 millones de euros con este coche, por lo que ni ellos ni ninguna marca quiere volver a oír hablar de puertas correderas eléctricas en un coche del Segmento A..

Faros de neón

Los faros se han convertido en un elemento clave en la industria del automóvil. No solo son un elemento de seguridad importantísimo, sino también es un factor estético incuestionable. El diseño de los faros puede cambiar el espíritu de un coche y a comienzos del Siglo XXI se empezó a trabajar mucho en este sentido.

Con su motor V8

Los faros de xenón, inaugurados Osram en un BMW Serie 7 de 1991, rápidamente se popularizaron. Casi 10 años después, en el año 2000, BMW se lanzó a la piscina con la presentación del BMW Z8, un coche innovador y diferente en su gama. Una de las grandes novedades técnicas era la incorporación de los faros de Neón en los pilotos traseros.

Y sí, los faros de Neón son populares desde los años 20, pero en coches, fue un invento que no cuajó. El Lancia Thesis, un año más tarde, volvió a apostar por ellos, pero poco a poco fueron muriendo: una tecnología cara y demasiado inestable. ¡Los LED la han enterrado para siempre! 

Radio Digital

DAB DAB+ futuro tecnologia

Vamos con tecnología más moderna. Lleva muchos años ofreciéndose en el mundo del automóvil y hasta nuestros días, la radio digital sigue siendo un fracaso estrepitoso. Al menos en España. La radio digital, también conocida como DAB por sus siglas en inglés, no ha evolucionado y su presencia es prácticamente nula.

Aquellos que pagaron un precio extra en su coche para disponer de la radio digital fracasaron. Sin embargo, en este caso, todavía hay esperanza: es una tecnología que en cualquier momento podría despegar y popularizarse. Quizás los que rían último, rían mejor.

Avisador de fatiga

Y quiero hablar, para terminar esta lista de las tecnologías innovadoras que fracasaron en los coches, de algo que realmente no ha fracasado, sino que simplemente ha sido absolutamente ignorado. El avisador de fatiga es un sistema que, teniendo en cuenta las horas que el conductor lleva al volante y, en algunos casos, monitorizando al propio conductor con sensores, avisa cuando debes parar a tomar un café.

avisador tecnologia coches cafe

No es solo que no sea una herramienta útil, que no lo es, sino que además absolutamente nadie la hace caso. En los muchos años que este dispositivo está presente entre nosotros, no conozco a ningún conductor que lo tenga en cuenta para tomar sus decisiones de parada cuando se siente cansado. ¿Es un fracaso? No, porque se utiliza en la mayoría de coches nuevos. ¿Es inútil? Absolutamente, desde el momento en que es absolutamente ignorado...


 

Y además

Nuestros mejores vídeos