Pasar al contenido principal

Chevrolet COPO Camaro 2022: devorando las pistas de drag con un V8 de 9,4 litros

Chevrolet COPO Camaro 2022

En EE.UU. las cosas se hacen a lo grande

El automovilismo norteamericano trae con una interesante novedad de la mano de Chevrolet. La firma ha presentado el nuevo COPO Camaro de 2022, una configuración enfocada a la competición en carreras de drag que esta vez contará con llamativas mejoras en el aspecto mecánico.

La marca estadounidense recuperó esta denominación en 2012, pero su origen se remonta al año 1969. Entonces, se trataba de un sistema de pedidos especiales que se denominó ‘Central Office Production Order’. Así se dio origen a aquellas siglas y con esta alternativa, el deportivo de Detroit podía contar con un equipamiento mecánico más potente y normalmente no disponible. 

En aquel momento solo se fabricaron 69 unidades de este tipo, pero hace casi 10 años regresó este nombre al mercado con una mayor orientación hacia la competición profesional. Ahora, este regreso sigue evolucionando con la última versión de este muscle car y lo hace ofreciendo la posibilidad de montar un enorme motor V8 de 9,4 litros.

Por primera vez, con un 'Big Block'

Se trata del denominado ‘Big Block’ de Chevrolet, un bloque de 572 pulgadas cúbicas que es uno de los más grandes de la marca. Está fabricado con hierro fundido y cuenta con culatas de aluminio, pistones de aluminio forjado y elementos como el cigüeñal en acero forjado. Esta es quizás la novedad más llamativa de este modelo, aunque tendremos que esperar para conocer el rendimiento de este propulsor, ya que de momento se mantiene en secreto.

Sin embargo, no todo quedará ahí. Junto a esto, la oferta mecánica del Chevrolet COPO Camaro de 2022 también incluirá los ‘Small Block’ de la marca como un V8 sobrealimentado con 590 CV y uno atmosférico con 475 CV. Eso sí, todas las opciones disponibles tendrán asociada una caja de cambios automática de tres velocidades.

Más allá de la mecánica, este Camaro incluirá elementos como una suspensión nueva, neumáticos Hoosier de drag, una notable reducción de peso, zonas de la carrocería en fibra de carbono, barras traseras para impedir que los ‘caballitos’ se descontrolen… Todo lo necesario para lograr el mejor rendimiento, e incluso se podrán añadir opciones como un paracaídas para frenar el coche. Por ello, es evidente que este modelo no tendrá permitido circular por carretera.

Muy pronto comenzará este deportivo a poblar las pistas de aceleración estadounidenses y por primera vez, Chevrolet no limitará las unidades fabricadas, así que cualquiera que lo desee podrá hacerse con uno. Eso sí, todo tiene un precio y en el caso de la variante con el mencionado ‘Big Block’ se trata de 105.500 dólares -unos 89.950 euros-. Al fin y al cabo, es lo que supone ser capaz de devorar cada cuarto de milla.

Buscador de coches

Y además